Una rica heredera se declara culpable en el caso de una secta sexual en EE.UU.

0
22

NUEVA YORK (lanacion.com).- Clare Bronfman, heredera del gigante canadiense de bebidas Seagram, se declaró hoy culpable en el marco del escándalo de la secta Nxivm, donde decenas de mujeres se convirtieron en esclavas sexuales del gurú Keith Raniere, indicó el fiscal federal de Brooklyn, Estados Unidos .

Al declararse culpable de asociación para delinquir por esconder extranjeros sin papeles y usurpación de identidad, la hija del difunto Edgar Bronfman evita un juicio que comenzará el 7 de mayo, con el exgurú Keith Raniere como único acusado.

Bronfman, de 40 años, es pasible en teoría de una pena de 25 años de cárcel, pero las recomendaciones prevén en su caso una pena de cerca de dos años, indicó un vocero de la fiscalía.

Su sentencia será conocida el 25 de julio.

Detenida en julio de 2018, Clare Bronfman estaba en el directorio de Nxivm, la organización fundada por Keith Raniere, que es acusado de haber tenido durante varios años un círculo de 15 a 20 mujeres que obedecían sus deseos sexuales.