Valle Nuevo muestra avance en plan de rescate

0
13

Constanza.-A un año de intervenir las comunidades enclavadas en el parque Juan Bautista Pérez Rancier, donde fueron desalojados tres mil jornaleros y productores del área protegida conocida como Valle Nuevo, el Ministerio de Medio Ambiente comienza  mostrar sus frutos.

El proceso se inició a finales del año 2016, pero fue el 29 de enero del 2017 cuando comenzaron los desmontes, logrando prácticamente inhabilitar la producción agraria.

El ministro de Medio Ambiente, Francisco Domínguez Brito, asegura que la acción emprendida, ha permitido mejorar el caudal de río Grande, uno de los más afectados por la presencia de productores en su mayoría de papa, fresas, manzanas, verduras como repollo, zanahoria y de flores. El trasvase de tuberías afectó el caudal del río.

“Ahora mismo, el río tiene más agua. Hemos recuperado la mayor parte de la tierra y nos encontramos en el proceso de regeneración”, refiere Brito al hablar con reporteros de citysantiago.com

El funcionario establece, que es de alta prioridad y un compromiso proteger La Madre de las Aguas, pues siete de cada 10 dominicanos usan el agua de Valle Nuevo, por lo que esto tiene que ser cuidado.

En febrero contemplan entregar el proyecto habitacional Villa Popy para los campesinos reubicados de las comunidades del Castillo y la Siberia, que habitaban en empobrecidos enclaves agrícolas que estuvieron dentro del Parque Nacional Valle Nuevo, compuesto por 53 casas donde serán reubicadas 51 familias.

El nombre fue elegido en honor al fallecido José Armando Bermúdez (Popy), cuya familia cedió los terrenos en la comunidad de Río Grande.

Las casas están siendo levantadas en blocks y madera y cuentan con electricidad, sistema de agua potable y tratamiento de aguas servidas. La madera utilizada ha sido incautada por el Ministerio y por la Dirección General de Aduanas.

A los reubicados también se les está haciendo entrega de nuevas tierras cerca de sus casas para que puedan desempeñar su labor agrícola. Brito refiere que el proyecto brinda una nueva cara y esperanza a los campesinos de Valle Nuevo pues los encamina a una nueva forma de vida en armonía con esta belleza natural.

El pasado 29 de septiembre, Domínguez Brito acompañado del Consejo de cogestión de Valle Nuevo anunció al país la resolución 14/2016 donde se prohibía la actividad agrícola dentro del área protegida, dando un plazo de 120 días para terminar los cultivos.

Una vez vencido este plazo se procedió al desmonte de la agricultura y ahora pasan la etapa de reubicación de familias y recuperación de los espacios.

Hasta el momento Medio Ambiente ha plantado 250 mil especies en el área protegida, como parte de los trabajos de recuperación.

“Hay lugares en Valle Nuevo que se hace imposible la reforestación porque tener temperaturas muy frías, en estos espacios, solo estamos preservando el área esperando su regeneración natural”, expresa.