Vídeo- La Coalición para la Defensa de la Constitución condena militarización Congreso emplaza a DM a retirar oficiales

0
72

La Coalición para la Defensa de la Constitución y la Democracia emplaza al Presidente Danilo Medina a ordenar el cese inmediato de la ocupación militar del Congreso, así como a desautorizar e investigar al diputado Manuel Díaz

 

La Coalición para la Defensa de la Constitución denuncia y condena, de manera firme y categórica, la abusiva e inconstitucional ocupación militar a que ha sido sometido el Congreso Nacional, lo cual demuestra que nuestra Nación está, lamentablemente, en presencia de una suerte de golpe de estado institucional en perjuicio de la independencia de su Poder Legislativo y del sagrado imperio de su Constitución.

 

El artículo 252 inciso b) de la Constitución dispone que las Fuerzas Armadas de la Nación sólo podrán ser llamadas en auxilio de la Policía Nacional, cuando esta no tiene los recursos o es sobrepasada, en situaciones excepcionales y siempre por orden expresa del Presidente de la República.

 

Es de ahí que la sociedad dominicana jamás comprenderá las razones por las cuales el Congreso Nacional empezó a ser cercado y ocupado por tropas militares en la noche del domingo 23 junio, aún antes de que se produjera la más mínima asistencia o manifestación de ciudadanos en sus inmediaciones.

 

Resulta alarmante que el contingente de tropas militares ocuparon el Congreso se aumentara, según reportes de prensa, vertiginosamente, a miles de efectivos, armados con los más sofisticados y letales armamentos de guerra, mostrados pública y amenazadoramente.

 

Más alarmante aún es que, tal y como fuera denunciado en rueda de prensa celebrada desde el mismo Congreso por el presidente del principal partido de oposición, Senador José Paliza, decenas de militares, con las armas largas, fueran apostados en el interior del Edificio, en pasillos y hasta baños, en una evidente maniobra para tratar de amedrentar a los legisladores que se oponen al proyecto de reforma que estaba planeado ser depositado al día siguiente al que se inició la ocupación militar.

 

Es por demás preocupante el hecho de que esta medida crea una muy difícil e injusta situación para toda la Nación y también para los propios militares, al querer imponérseles una tarea abiertamente inconstitucional, sobre todo, cuando incluye la represión de manifestaciones cívicas que lo que abogan es, precisamente, porque se respete la Constitución.

 

Esta dramática situación institucional se agrava aún más por el hecho de que la referida ocupación militar del Congreso de la República sirve de marco a que el diputado Manuel Díaz, quien dice ser impulsor de imponer a ultranza un reforma constitucional para repostular al Presidente Danilo Medina, infirió y luego refirió, clara y desembozadamente, a los reporteros que cubren la fuente del Congreso Nacional  y luego al programa de radio de la conocida emisora Z 101 que para obtener los votos que ellos necesitan se podría llegar a la compra de conciencias de diputados adversos a que se modifique la Constitución de la República.

 

Lo anterior tiene la grave equivalencia a una confesión pública sobre un plan de sobornos masivos, que ya antes se rumoraba y del cual se había hecho eco la prensa nacional y que debe ser objeto de una profunda investigación y, de comprobarse, del sometimiento a la justicia de todos los legisladores y cómplices, de todos los estamentos que hayan podido formar parte activa o pasiva de dicho plan criminal.

 

La conjunción de los hechos aquí referidos, que violan flagrantemente la Constitución y las leyes de la República, para pretender presionar y obtener, sea por la vía de la presión, coerción o amedrentamiento y/o por vía de compra de conciencias, el vehículo para incurrir en una violación flagrante del mandato expreso del Artículo 20ºTransitorio de la misma, con apariencia de una forzada reforma constitucional, motiva a que esta Coalición para la Defensa de la Constitución de la República reclame por este medio al Presidente de la República, Lic.Danilo Medina Sánchez: a) el retiro inmediato de la ocupación militar que se ha ordenado sobre el Congreso de la República; b) que ordene al Ministerio Público una profunda investigación sobre las declaraciones sediciosas que, tanto su propio nombre propio como refiriéndose al Gobierno, se ha atrevido hacer el diputado Manuel Díaz.

 

La Coalición para la Defensa de la Constitución no descansará en la denuncia, tanto nacional como internacional, de cualquier intento de vulneración de la Constitución de la República.