WASHINGTON. – El Banco Mundial informó que aprobó un préstamo de US$200 millones al Gobierno dominicano, para que continúe apoyando la respuesta de emergencia y necesidades de recuperación del país, tras los efectos del huracán Fiona.

Según un comunicado del banco, esta financiación brindará más apoyo a las comunidades que fueron afectadas y al fortalecimiento de la capacidad institucional del país para gestionar el riesgo climático y trazar una ruta de recuperación más resiliente e inclusiva.

Se recuerda que en septiembre del pasado año 2022, el huracán Fiona azotó a República Dominicana con fuertes vientos de hasta 150 kilómetros por hora causando fuertes lluvias, inundaciones severas y daños masivos a los medios de subsistencia y a los servicios, que afectaron a más de 1,4 millones de personas y tuvieron una mayor incidencia en infraestructuras públicas, agricultura, agua y viviendas.

La nota informativa señala que el proyecto de respuesta de emergencia del huracán Fiona en la RD se enfocará principalmente en continuar atendiendo a la población de los 8 municipios más afectados (Hato Mayor, La Altagracia, La Romana, El Seibo, Monte Plata, Samaná, María Trinidad Sánchez y Duarte), la restauración de sus medios de vida, mejoras en la infraestructura crítica pública, comunitaria y la reducción de la vulnerabilidad de las comunidades a los peligros naturales y efectos adversos del cambio climático.

“Los impactos de los desastres son mayores para los hogares más pobres y plantean riesgos importantes para la estabilidad económica, la seguridad y el bienestar de la población”, dijo Alexandria Valerio, representante del Banco Mundial para la República Dominicana.

“Mediante este proyecto, trabajaremos estrechamente con RD para brindar apoyo a las familias afectadas por Fiona, así como a los objetivos de desarrollo de mediano y largo plazo que permitan al país ser más resiliente de manera más inclusiva y sostenible”, agregó.

El proyecto tiene como objetivo beneficiar a 70,000 personas en las áreas más afectadas con ayuda oportuna, y a cerca de 300,000 personas con mejoras en la infraestructura pública y comunitaria. También dar acceso a instrumentos de planificación territorial para al menos 54 gobiernos locales incorporando un mejor manejo de riesgo a nivel municipal y nacional y siguiendo las directrices de la recién aprobada ley de Ordenamiento Territorial.

Además, se incluyen actividades para el fortalecimiento de los sistemas de información geoespacial para evaluar el riesgo de catástrofes y respuesta adecuada. La población total de la República Dominicana se beneficiará de la mejora de la capacidad de respuesta a desastres y emergencias del Gobierno.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí