AL KHOR, Qatar (AP) — Aficionados qatarís al fútbol respondieron a la protesta de Alemania en la Copa Mundial sosteniendo imágenes del exjugador de la selección Mesut Özil, mientras se tapaban la boca durante el encuentro ante España.

Un grupo de aficionados sostuvo copias de un dibujo hecho a mano de Özil, mientras otros mostraron imágenes del jugador en acción con Alemania.

La clara demostración coordinada pareció ser una respuesta al gesto de los jugadores alemanes del miércoles, cuando se cubrieron la boca en protesta contra la FIFA después de que les prohibió utilizar el brazalete con la frase “One Love”. La FIFA rechazó la petición de siete equipos europeos de portar el brazalete que fue visto como rechazo al récord de derechos humanos de Qatar.

Los seguidores de Qatar parecieron hacer referencia al cuestionable trató que tuvo Alemania con Özil, quien renunció a la selección debido al abuso racista y que lo trataron como un chivo expiatorio tras la eliminación de Alemania en el Mundial 2018.

Özil, nacido en Alemania y descendiente de inmigrantes turcos, acusó a la federación de su país, aficionados y a la prensa de racismo en el trato a la gente de raíces turcas.

“Soy alemán cuando gano, pero un inmigrante cuando pierdo”, aseguró Özil en su momento.

El abuso comenzó antes del Mundial 2018 cuando Özil y su compañero Ilkay Gündogan posaron junto al presidente turco Recep Tayyip Erdogan. Gündogan también es de ascendencia turca. Los seguidores de Alemania abuchearon a Özil en un encuentro de exhibición antes de la Copa.

El abuso contra Özil incrementó tras el torneo, gracias en parte a los comentarios del director de selecciones Oliver Bierhoff y el presidente de la Federación en aquel momento, Reinhard Grindel.

Posteriormente Grindel admitió que debió apoyar más a Özil.