Colombia queda eliminada pese a vencer 1-0 a Venezuela

0
15

CARACAS (AP).-Colombia vio desvanecidas sus esperanzas de buscar en el repechaje su clasificación a un tercer Mundial consecutivo, pese a imponerse el martes a domicilio 1-0 ante Venezuela, con un penal convertido por James Rodríguez.

El triunfo en el cierre de la eliminatoria de la Conmebol era la primera premisa que Colombia requería para continuar con aspiraciones mundialistas.

Pero la segunda no se cumplió: En un duelo simultáneo, Perú salió victorioso como local por 2-0 frente a Paraguay y se hizo del pasaje a la repesca intercontinental, ante Australia o Emiratos Árabes Unidos.

Perú quedó quinto de la eliminatoria al acumular 24 puntos, uno más que Colombia. Desde antes de esta fecha final se habían clasificado directamente Brasil que terminó con 45 puntos, seguido de Argentina (39), Uruguay (28) y Ecuador (26).

“Nos quedamos afuera de una Copa del Mundo”, lamentó James tras el encuentro. “Hay que asumir la responsabilidad, hemos perdido demasiados puntos en casa”.

El mediocampista, actual jugador de Al Rayyan de Qatar, convirtió el penal en tiempo añadido del primer tiempo. Perú se impuso con goles de Gianluca Lapadula y Yoshimar Yótun.

Los Cafeteros llegaron a la última fecha con una ligera ventaja en caso de que Perú no ganara y se dejara igualar en puntos, expresada en una mejor diferencia de goles. El registro de Perú era de menos 5, mientras que Colombia estaba en 0.

Uruguay, en tanto, superó 2-0 a Chile. La Roja, que ostentaba un saldo de goles de menos 5, tenía la situación más difícil: Necesitaba doblegar a Uruguay en Santiago y que sus rivales directos sufrieran un fatal traspié.

Venezuela, la única selección sudamericana que nunca ha disputado un Mundial, quedó hundida en el último lugar con 10 puntos.

El penal que dio el triunfo a Colombia se sancionó tras una falta del zaguero Ronald Hernández sobre el atacante Rafael Santos Borré.

Wuilker Faríñez atajó el primer disparo pero el árbitro brasileño Milton Sampaio ordenó repetir la jugada luego de constatar, mediante el VAR, que el arquero se había adelantado.

El proceso mundialista de la selección colombiana comenzó a los tumbos con el portugués Carlos Queiroz, destituido en diciembre de 2020. Reinaldo Rueda, quien dirigió a Chile en el inicio de la eliminatoria, dejó el banco de ese equipo para tomar las riendas de la selección de su país natal, con la que había fracasado ya en el intento de avanzar a Alemania 2006.

La meta tampoco se alcanzó esta vez. Y tanto Chile como Colombia sólo verán el Mundial desde casa.

James reconoció que la eliminatoria estuvo plagada de altibajos, incluida una racha de siete partidos sin anotar, la cual se rompió recién la semana pasada con un 3-0 ante Bolivia.

“Todo lo que diga puede ser usado en contra nuestra, no hay palabras, hemos hecho el trabajo nuestro hoy, (pero) cuando ya no dependes de ti es mucho más complicado”, agregó.

En el choque disputado en el estadio Cachamay de la ciudad de Puerto Ordaz, ambos equipos salieron como una tromba y se jugó con intensidad; pero esto no se tradujo inicialmente en goles, en buena medida por la mira torcida de la ofensiva venezolana que llevó peligro repetidamente al arco defendido por David Ospina.

Del lado contrario, la figura fue Fariñez, que hizo gala de extraordinarias atajadas y ahogó en tres ocasiones claras de gol en los primeros 30 minutos.

Colombia se paró muy bien, nos hizo un buen trabajo, creo que nosotros hicimos un gran esfuerzo, un gran trabajo (por lo que es) una lastima irnos con una derrota”, comentó el arquero del Lens de Francia.

Sobre el futuro del equipo Vinotino, Fariñez se mostró optimista.

“Tenemos una gran oportunidad que tenemos que aprovechar, tenemos un gran proyecto y esperemos que el favor de Dios se nos de», acotó.

El técnico argentino José Pekerman fue contratado en diciembre para conducir por los próximos cinco años un proceso que logre por fin la clasificación a Venezuela y que dé en definitiva un vuelco al largo historial de frustraciones de la Vinotinto.

Bajo la conducción de Pékerman en los pasados dos mundiales, Colombia llegó hasta los cuartos de final en Brasil 2014 y accedió seguidamente a Rusia 2018, donde tropezó en los octavos de final.

Pekerman se apartó del cargo luego que los jerarcas del fútbol colombiano no dieron muestras de interés por extenderle un nuevo contrato, pese a mostrar un sobresaliente saldo positivo.

Ahora, Colombia está fuera del Mundial.