¿Cómo se definirían puestos wild cards de la Liga Americana?

0
28

NUEVA YORK (AGENCIAS).-Los puestos de Wild Card de la Liga Americana todavía no están definidos cuando apenas faltan tres fechas por jugar.

Los Yanquis (91-68) llegan al fin de semana con una ventaja de dos partidos sobre los Medias Rojas y los Marineros de Seattle (89-70) y tres juegos sobre los Azulejos de Toronto (88-71).

La victoria de los Yanquis sobre los Azulejos el jueves en el Roger Centre alejó un poco las posibilidades de que haya un cuádruple empate por los comodines en la Liga Americana, pero todavía se puede dar.

Durante el fin de semana los Blue Jays reciben la visita de los Orioles, los Marineros a los Angelinos, los Medias Rojas enfrentan a los Nacionales en Washington y los Yanquis reciben la visita de los Rays en el Yankee Stadium, para definir el juego de comodín a celebrarse el martes 5 de octubre.

Es pertinente recordar que todos los partidos del domingo inician a las 3 p.m. hora del este de los Estados Unidos.

Cuádruple empate

Para que haya un cuádruple empate los Yanquis tienen que perder los tres encuentros, los Medias Rojas y los Marineros ganar dos de sus partidos y los Azulejos ganar sus tres encuentros.

A cada equipo se le otorgará una letra entre la A y la D, el equipo con mejor porcentaje de victorias escoge primero y así sucesivamente.

Los Medias Rojas escogerán primero al terminar con marca 24-21 ante los demás, los Blue Jays (22-22) escogerán segundo, los Yanquis (22-23) tomarán su letra de tercero y los Marineros tendrán la letra restante.

El equipo que tome la letra A (probablemente los Medias Rojas) recibirá la visita del equipo B, y el equipo C (probablemente los Blue Jays) será anfitrión del equipo D, lo que presenta un probable escenario de los Yanquis viajando a Boston o a Toronto.

Los ganadores de esos dos encuentros a celebrarse el lunes se enfrentarán el martes 5 en el partido de wild card.

Triple empate por los dos puestos

Para que empaten tres equipos por los dos puestos de wild card, los Yanquis tendrían que ganar un solo partido, y los Marineros, Azulejos y Medias Rojas irse invictos.

Si esto sucede los tres equipos (Yankees, Medias Rojas y Marineros) terminarán con 92 victorias y los Azulejos se quedarían fuera de la mezcla con 91 victorias.

En este escenario los equipos recibirán asignación de letras desde la A hasta la C basado en las marcas de los enfrentamientos directos, los Medias Rojas tienen marca de 14-12 ante los otros dos equipos, y los Yanquis tienen la misma marca ante los dos rivales, los Medias Rojas escogerían primero al haberle ganado la serie particular a los Yanquis 10-9, el conjunto de Nueva York escogería segundo y a los Marineros le quedaría la última letra.

El club A recibiría la visita del club B el lunes 4, y el ganador de ese partido será declarado el primer wild card, el equipo C será anfitrión del perdedor el martes 5 para determinar el segundo wild card y se cambiaría la fecha del partido de wild card para el miércoles.

Los Medias Rojas podrían elegir entre tener dos oportunidades para ganarse su puesto, escogiendo la letra A, o jugar un solo partido como la letra C en el Fenway Park ante un equipo sin descanso y en la ruta.

Triple empate en el segundo wild card

Si los Yanquis, los Medias Rojas y los Marineros ganan dos partidos y los Azulejos se van invictos, habría un triple empate en el segundo wild card.

En este escenario los Yanquis se quedarían con el primer wild card, y serían dueños de casa en el juego de comodín, pero se necesitarían dos partidos de desempate para saber ante quien jugarán.

Los Medias Rojas terminaron con marca 14-12 ante los Marineros y los Blue Jays y los Marineros 7-6 ante Boston y Toronto. Eso da porcentajes de victorias idénticos, y los Medias Rojas tendrían la opción de tomar la letra que deseen al terminar con marca de 4-3 ante los Marineros que escogerán segundo con Toronto tomando la letra sobrante.

El equipo que tome la letra A será anfitrión del B el lunes, y el ganador de ese partido será anfitrión del C el martes para determinar quien enfrentará a los Yanquis el miércoles.

En este escenario los Medias Rojas tendrían que ganar dos partidos en el Fenway Park, o tomarse el riesgo de jugar en la ruta, descansados, en contra del ganador del partido entre el A y el B.

Dos equipos empatados en el primer wild card

Si los Yanquis solo ganan un partido, los Marineros dos y los Medias Rojas y los Azulejos quedan invictos, los Yanquis y los Medias Rojas llegarían a 92 victorias y serían los dos comodines de la Liga Americana.

En un virtual empate entre Yanquis y Boston en el primer wild card, los Medias Rojas serían dueños de casa al haberles ganado la serie particular.

Empate de dos equipos en el segundo wild card

Si el empate es en la segunda posición, es porque todos los equipos ganaron dos partidos, en ese escenario los Yanquis se quedarían con el primer puesto de wild card y los Blue Jays quedarían eliminados.

Los Medias Rojas y los Marineros jugarían el desempate el lunes en el Fenway Park por ganar la serie particular y el ganador viajaría el martes al Bronx para enfrentar a los Yanquis.

Si no hay empates

En caso de que los Marineros se vayan invictos y los Yanquis, Medias Rojas y Azulejos ganaran dos partidos no habrían empates y todo lo antes escrito no tendría sentido, los Marineros enfrentarían a los Yanquis en el Yankee Stadium el martes, por el puesto de wild card de la Liga Americana.

En la historia de las Grandes Ligas que data del siglo XIX solo se han celebrado 16 partidos de desempate, incluyendo solo tres en la era de los dos puestos de comodín que inicio en la temporada 2012.

Entre los partidos de desempate más emblemáticos que hemos podido disfrutar está el partido del cuadrangular de Bobby Thompson en el 1951, el del cuadrangular de Bucky Dent con los Yanquis ante los Medias Rojas en el Fenway Park en el 1978 y la carrera que no se sabe si anotó Matt Holliday en el 2007 con los Rockies ante los Padres.

Solo nos resta esperar los resultados de los partidos de fin de semana y prepararnos para una postemporada de película.