MASSACHUSSETS (NBAMANIACS.com).-Es posible que los Boston Celtics ya tengan en mente un recurso provisional tras anunciarse que Robert Williams estará de baja entre cuatro y seis semanas después de pasar por el quirófano para reparar por completo sus problemas de rodilla.

Según ha informado el periodista de ESPN, Adrian Wojnarowski, en las oficinas de la franquicia de Massachussets barajan dos opciones principales para reforzar su juego interior: Dwight Howard y LaMarcus Aldridge. Este último tiene un vínculo previo con Ime Udoka, actual head coach de los Celtics, construido desde los años en los que coincidieron en San Antonio.

Paralelamente, los Celtics han rescindido el contrato de Bruno Caboclo, quien había sido incorporado para participar en el ‘training camp’, de acuerdo con el insider Shams Charania. Así, otra vía de reclutamiento señalaría a apostar por jugadores como Noah Vonleh, Luke Kornet o Mfiondu Kabengele como recambio temporal mientras Williams completa su recuperación.

Aún así, piezas como Howard o Aldridge supondrían un interesante refuerzo de cara a las exigencias propias de una temporada tan larga dentro de un equipo que aspira a luchar por el campeonato, más allá del temor que rodee el estado de salud de Williams.