Los Celtics se vengan dos días después de unos mermados Knicks

0
3

BOSTON (NBAMANIACS.com).-Boston Celtics y New York Knicks repetían duelo pero en diferente escenario. Esta vez, los de Boston ejercían como locales y aprovecharon este factor y las diferentes bajas que presentaban los Knicks para llevarse sin demasiada dificultad (99-75) el duelo entre dos rivales directos en la Conferencia Este.

Con Evan Forunier lesionado los Knicks se quedaron sin el verdugo de los Celtics para asaltar el TD Garden. Los Celtics no entraron del todo bien al partido y cedieron el primer cuarto, pero antes de llegar al descanso los de Ime Udoka ya habían recuperado la ventaja. En la segunda mitad, los de Boston no cometieron el mismo error y con un gran tercer cuarto (32-18) dejaron el partido sentenciado y se vengaron de la derrota de hace tan solo dos días.

Jaylen Brown registró el primer triple-doble de su carrera con 22 puntos, 11 asistencias y 11 rebotes. Jayson Tatum le acompañó con 19 puntos y Josh Richardson sumó 17 desde el banquillo. Robert Williams, con 12 puntos y 4 tapones, y Marcus Smart, con 10 puntos y 4 robos, completaron una actuación muy completa de todo el equipo.

En los Knicks, RJ Barrett terminó con 19 puntos e Immanuel Quickley sumó 18. Julius Randle no tuvo su mejor noche y terminó con 13 puntos en 6 de 19 tiros de campo. Además de Fournier, el equipo de Tom Thibodeau echó en falta a jugadores con capacidad de anotación como Kemba Walker o Derrick Rose.

Cambio de actitud en los Celtics

Tras el partido, Ime Udoka se mostró satisfecho con el cambio de imagen que ofreció su equipo. «Permitir 33 puntos en toda la segunda mitad denota un gran nivel defensivo. Hemos visto destellos. Se trata de tener consistencia y jugar el partido completo. Hicimos eso esta noche», señaló el técnico de los Celtics.

Jaylen Brown también atendió a los medios tras el primer triple-doble de su carrera.«Es el trabajo de las últimas semanas. Hemos hecho un montón de trabajo extra en la sala de vídeo con todo el cuerpo técnico», apuntaba. Además, quiso dejar claro que él y Tatum funcionan bien juntos.«Hemos jugado bien juntos durante la mayor parte de nuestra carrera. El último año no ha ido como se esperaba, pero la adversidad nos ayudará a crecer y mejorar para el futuro», concluía.