Los Lakers cierran su preparación sin conocer la victoria

0
5

LOS ANGELES (NBAMANIACS.com).-Seis partidos y seis derrotas. Ese es el balance de pretemporada de Los Angeles Lakers. Anoche, en cancha de Sacramento Kings, cayeron 116-112 pese a que LeBron James dejó claro que está listo para una nueva batalla al firmar 30 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias en 29 minutos. ¿Hay que preocuparse? No exactamente.

Lo que ocurre en los partidos de preparación para una temporada suele tener poco reflejo en regular season. No será la primera ni la última vez que un equipo arrasa en los amistosos y luego realiza un año mediocre (o malo), ni lo contrario, que parece estar en mala forma y luego en los encuentros oficiales muestra una cara muy mejorada. Esto se puede aplicar a estos Lakers, pero con matices.

Por supuesto no decimos que vayan a pasar a tener bastantes problemas en pista a solventarlos en un abrir y cerrar de ojos. El propio LeBron comentó hace días que tienen un sistema ofensivo completamente nuevo. Eso, contando además con una plantilla en la que hay hasta 12 chicos nuevos… deja claro que están inmersos en un proceso, ya no de crecimiento, sino de entendimiento. Por muy buenos jugadores que tengan –que los tienen– hay que dar un paso tras otro.

Aunque en estos momentos los angelinos no den buenas sensaciones, hay que entender que la temporada regular es una carrera de fondo de 82 partidos. Que los 10 o 12 primeros no muestren tu mejor versión no es preocupante si todo forma parte del aprendizaje para ser un gran equipo. Con LeBron y Anthony Davis a la cabeza, es casi imposible que no lo acaben siendo.

De ese modo lo entienden muchos especialistas y casas de apuestas. Tanto unos como otros coinciden en que los de oro y púrpura son favoritos para ganar la Conferencia Oeste y estar en las Finales, un fiel reflejo de lo que comentábamos al principio: hay que coger con pinzas lo que ocurre en los amistosos.

Estos Lakers son un nuevo equipo. Otros como Utah, Denver o Phoenix repiten plan, pero los californianos han reseteado el suyo; tanto es así que las miradas están puestas en el encaje de un jugador que a nadie deja indiferente: Russell Westbrook. El ya veterano base tiene la misión de dar aire a LeBron y Davis desde el puesto de base. Nadie duda de sus cualidades individuales, pero su juego no ha ajustado bien con algunas estrellas. Podemos decir que es el termómetro de estos Lakers. Si encuentra su sitio, serán temibles. Si se queda a mitad de camino, tendrán problemas.

Sacramento, la otra cara de la moneda

El caso contrario al de los Lakers lo tenemos cerca. Los Kings también cerraron anoche su preparación y lo hicieron con un balance de 4-0. Los capitalinos parecen estar en forma y han vencido a Phoenix Suns, Portland Trail Blazers, Los Angeles Clippers y Los Angeles Lakers. Parecería que se están preparando para una buena temporada, y no seremos nosotros los que les llevemos la contraria, pero no es nada seguro que vaya a ser así. En la Conferencia Oeste hay bastantes equipos que parten por delante de ellos –incluidos todos los que han ganado ahora–. Lo remarcamos: la pretemporada NBA sirve para coger la forma y cimentar hábitos de juego, pero no tienen por qué tener continuidad en los resultados.