Más de 100 muertos en estadio de Indonesia tras batalla campal

0
12

REDACCION INTERNACIONAL.-Al menos 127 han muerto en un estadio de fútbol de Indonesia, esto luego que se registrara una batalla campal en un partido de la liga de ese país, que enfrentaba este sábado los clubes Arena FC y Persebaya Surabaya.

El fútbol de Indonesia vivió este sábado el capítulo más oscuro de su historia luego de que miles de seguidores del Arema FC saltaran al terreno de juego del Estadio Kanjuruhan luego de la derrota 3-2 en el clásico de East Jarva ante el Persebaya Surabaya.

Después de varias versiones extraoficiales, la Policía confirmó que hay al menos 127 muertos, algunos de los cuales fallecieron en la cancha.

En videos que ya se han hecho virales en las redes sociales, se puede ver a una multitud que saltó al campo e inició un enfrentamiento con los agentes de la policía que respondieron utilizando gases lacrimógenos en el verde césped y en las gradas. Mientras tanto, futbolistas, árbitros y cuerpo técnicos escaparon rumbo a los vestuarios para evitar ser agredidos.

“Estamos preocupados y lamentamos profundamente este incidente. Compartimos nuestras condolencias y esperamos que esta sea una lección valiosa para todos nosotros”, señaló Akhmad Hadian Lukita, presidente de la Liga Indonesia Baru (LIB).

Además, el Arema FC ya fue informado que no volverá a jugar con público ni en su estadio por lo que resta de la temporada, mientras se analizan otras medidas.

Entre los heridos hay niños y mujeres que fueron trasladados a dos hospitales de la zona. Medios de noticias locales han dicho que algunas de “las víctimas fueron producto de haber sido pisoteadas por otros simpatizantes, así como por la dificultad para respirar debido a los gases lacrimógenos lanzados por las fuerzas de seguridad”.

La policía de ese país tuvo que reaccionar al caos, al ver el nivel de violencia que se desató en las grades y el campo de juego.

El club Persebaya publicó en su cuenta de Twitter: “La familia extendida de Persebaya lamenta profundamente la pérdida de vidas después del partido Arema FC vs Persebaya. Ninguna vida sola vale fútbol. Oramos por las víctimas y que las familias que quedaron atrás reciban fortaleza”.