Milwaukee pone el 2-1 en una batalla decidida en el último suspiro

0
15
MILWAUKEE, WISCONSIN - MAY 07: Giannis Antetokounmpo #34 of the Milwaukee Bucks is defended by Jaylen Brown #7 of the Boston Celtics during the second half of Game Three of the Eastern Conference Semifinals at Fiserv Forum on May 07, 2022 in Milwaukee, Wisconsin. NOTE TO USER: User expressly acknowledges and agrees that, by downloading and or using this photograph, User is consenting to the terms and conditions of the Getty Images License Agreement. (Photo by Stacy Revere/Getty Images)

Redacción Internacional (NBA maniacs.com).-El Game 3 entre Bucks y Celtics fue un ejercicio de energía, resistencia y coraje. Si en los dos primeros hubo un claro ganador, en este los dos conjuntos dejaron sobre el parqué hasta su última gota de sudor por sumar el punto; tanto es así que ambos estuvieron por delante en el último minuto y que todo terminó decidiendo en la última posesión, en el último instante.

Podemos decir que hubo reparto de golpes en los diferentes rounds. Si el primero fue nulo, el segundo cayó de lado de Boston, el tercero supuso un crochet inapelable de Milwaukee y el último una reacción orgullosa de los de Ime Udoka; eso sí, los de Wisconsin resistieron en pie para que la sonrisa se terminase dibujando en su banquillo y en sus aficionados.

Lo cierto es que al concluir el tercer periodo los Bucks tenían encarrilado el partido. Ganando por 13 puntos y manteniendo a Jayson Tatum completamente desconectado (acabaría con 10 puntos y un 4 de 19 en tiros de campo), parecía que solo necesitaban mantenerse files al guión para colocar el 2-1 en la serie. No fue así. Los Celtics fueron recortando la distancia entre ambos hasta que dos tiros libres de Jaylen Brown les ponía por delante. La hazaña parecía posible; más cuando los Bucks no encontraron la canasta y Boston dispuso de dos triples consecutivos para ponerse cuatro arriba. Los erró. Perdieron su momento.

Al otro lado del parqué, Giannis Antetokounmpo demostró una vez más lo grande que es. Acabaría agotado con 42 puntos, 12 rebotes, 8 asistencias, 2 robos y 2 tapones en 39 minutos, pero ello no evitó que con el balón en sus manos lograse la canasta que devolvía la ventaja a los suyos. Su acierto fue seguido por otro falló de Jaylen Brown y la posterior canasta de Jrue Holiday (25 puntos). Quedaban 11 segundos y Boston necesitaba un triple. Tras el pertinente tiempo muerto, una jugada no demasiado clara –por así decirlo–, terminó con Marcus Smart recibiendo falta de Holiday en lo que pudo ser considerado por los árbitros como acción de tiro. No fue así y el guard disponía de únicamente dos tiros libres. Metió el primero, erró el segundo queriendo para que hubiese rebote y la sucesión de palmeos, él mismo, Robert Williams y Al Horford, bordeó el aro sin encontrar la canasta hasta que el tiempo estaba extinguido. Fantástica batalla. Enorme punto a favor de Milwaukee por 103-101.

«Sé cuáles son mis puntos fuertes. Solo trato de leer lo que tengo frente a mí y jugar a través de mis instintos. A veces voy a hacer la jugada correcta y a veces la incorrecta, pero mientras juegue ciñéndome a mis puntos fuertes, voy a estar en buena posición para rendir bien», expresa Antetokounmpo.

Polémica última falta

Al acabar el partido, la falta señalada sobre Marcus Smart dejó más contentos a los Bucks que a los Celtics. Ime Udoka, entrenador jefe de estos últimos, parece tener claro que era una acción de tiro merecedora de tres lanzamientos desde la línea de personal. Los colegiados no lo entendieron así.

«Puedes verlo claramente. Lo vi en persona, pero también en vídeo. Simplemente fui y lo vi. Es un tiro. Él está en el movimiento de su tiro y justo recibe la falta en el camino hacia arriba, cuando se está levantando. Fue una mala decisión, una equivocación», expresa el técnico.

Jrue Holiday lo ve de otra manera. «Honestamente, parecía que todavía estaba de cara a la línea de banda. Ese no es un movimiento de tiro. No estaba mirando hacia el aro», concluye.

Mala noche de Tatum

Fue quizás el único que faltó a la fiesta. Jayson Tatum se quedó en 10 puntos con un doloroso 4 de 19 en tiros de campo (0 de 6 en triples). A Boston le faltaron sus puntos y él comentó al concluir el encuentro que su muñeca izquierda le molestaba, pero que en ningún caso afectó a su desempeño sobre la pista. «Probablemente estaba pensando demasiado. Todo se reduce a que tengo que hacer mejores lecturas», explica.

Ante sus errores, Jaylen Brown tomó la batuta con 27 puntos y 12 rebotes, mientras que Al-Horford también alcanzó el doble-doble para concluir con 22 puntos y 16 rebotes.