Serge Ibaka antepone su profesionalidad a los minutos

0
11

LOS ANGELES (NBAMANIAC.com).-Serge Ibaka no está teniendo una aventura agradable en los Clippers. Firmando con los angelinos en 2020, se esperaba que fuese pieza clave en la carrera por el anillo de los californianos; sin embargo, una importante lesión mermó su rendimiento el pasado curso y en el presente, ya recuperado, no termina de entrar en los planes de Tyronn Lue.

Para ser exactos, Ibaka ha jugado 13 partidos con un promedio de 15,1 minutos en pista, la cifra más baja desde que llegase a la NBA en 2009. Que su tiempo sobre el parqué se reduzca con el paso de los años no termina de ser algo esperado, pero lo cierto es que la caída ha sido enrome, ya que ha habido momentos en los que directamente ha desaparecido de la rotación en favor de Ivica Zubac e Isaiah Hartenstein.

La última noche, sin que Hartenstein pudiese jugar, dispuso de 20 minutos en los que logró 17 puntos y 5 rebotes. Ibaka quiere participar más, pero de igual modo asegura que su objetivo es que el equipo gane partidos más allá de su situación personal, con la cual no piensa distraer a compañeros o técnicos.

«Voy a ser honesto contigo, como ser humano puede ser frustrante. Como entrenador, Tyronn Lue trata de hacer todo lo posible para mantener al equipo unido, para que el equipo juegue el mejor baloncesto que pueda. Como jugador, trabajador y alguien que ama el baloncesto como yo, quiero jugar también… pero eso no significa que vaya a dejar de ser profesional», explica a Andrew Greif de Los Angeles Times.

Lo cierto es que estamos viviendo una temporada complicada en la NBA, y para los Clippers no lo está siendo menos. Más allá del coronavirus y los jugadores que son baja por tal motivo, los californianos sabían antes de empezar que era muy probable que no tuviesen a Kawhi Leonard en toda la temporada. Han sabido trabajar a partir de ello, pero no han podido evitar momentos bajos como el actual con tres derrotas en cuatro partidos. Aún deben encontrar el equilibrio, y en ese camino puede que Ibaka termine siendo más importante de lo que es actualmente.