Argentina reporta 16.279 nuevos casos, el mayor número desde julio pasado

0
9

BUENOS AIRES (AGENCIA EFE).- Argentina sufrió un nuevo salto del número de casos de la covid-19, al reportar 16.279 nuevos contagios, el mayor número registrado desde el 27 de julio pasado, con lo que el número total de positivos ascendió a 5.445.236, mientras que los fallecimientos se elevaron a 117.008, tras ser notificadas 29 muertes en las últimas 24 horas.

“Con el aumento de la circulación de personas es posible este aumento del número de
casos. Y con las nuevas variantes, que son más transmisibles todavía, este aumento de
casos es más exponencial todavía por todas las actividades que se están haciendo, las
reuniones de fin de año, reuniones sociales”, explicó este viernes la ministra de Salud
argentina, Carla Vizzotti, a la radio Con Vos.

El aumento de casos de covid-19 se intensificó en diciembre, pero ha escalado en la última
semana.

La ministra resaltó que lo “más importante” es que el aumento de contagios “no se está
traduciendo en internaciones (en unidades de terapia intensiva) y muertes” y que el
sistema de salud “no tiene tensión”.

De acuerdo con el informe diario del Ministerio de Salud, hay 5,2 millones de personas que
se contagiaron y que ya han sido dadas de alta, mientras que el número de pacientes con
diagnóstico confirmado de la covid-19 que permanecen ingresadas en unidades de
cuidados intensivos fue este viernes de 830, en crecimiento en las últimas semanas pero
aún muy por debajo del récord de 7.969 del pasado 14 de junio.

El porcentaje de ocupación de camas en unidades de terapia intensiva por todo tipo de
patologías es del 34,8 % a nivel nacional y del 36,9 % si solo se considera Buenos Aires y su periferia.

PREOCUPACION DE AUTORIDADES
El pico de contagios este año se produjo el pasado 27 de mayo, cuando se registraron
41.080 casos, mientras que el mayor número de muertes en una sola jornada se verificó el
pasado 22 de junio, con 792 fallecimientos.

Tras meses de situación epidemiológica favorable, en octubre el Gobierno argentino
flexibilizó la mayoría de las restricciones sanitarias vigentes hasta entonces, incluyendo la
apertura total de las fronteras.

Sin embargo, los casos comenzaron a ascender nuevamente desde noviembre.