PUERTO RICO (Agencia EFE).- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aterrizó este lunes en la ciudad de Ponce, en el sur de Puerto Rico, para evaluar los daños causados por el reciente huracán Fiona y mostrar su apoyo a la isla.

En su primer viaje oficial como presidente a Puerto Rico, de unas tres horas de duración, Biden fue recibido en el aeropuerto internacional Mercedita por el gobernador puertorriqueño, Pedro Pierluisi; el alcalde de Ponce, Luis Irizarry, y la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, entre otros.

El mandatario va a visitar la escuela Centro Sor Isolina Ferré Aguayo y, acompañado de la primera dama estadounidense, Jill Biden, se reunirá con familias y líderes comunitarios afectados por el huracán que, desde que impactó la isla el pasado 18 de septiembre, ha causado 25 muertos.

La portavoz del Gobierno de EE.UU., Karine Jean-Pierre, explicó en una rueda de prensa a bordo del avión presidencial Air Force One, de camino a Puerto Rico, que el mandatario se dirige a la parte más afectada por el huracán.

«Es una zona a la que los presidentes no han ido antes y creo que demuestra el compromiso del presidente y de la primera dama con la gente de Puerto Rico», subrayó.

Antes de partir, Biden dijo a los periodistas en la Casa Blanca que viaja a la isla porque «no se ha cuidado mucho de ellos (los puertorriqueños)».