Es muy posible que ómicron ya esté en Haití, advierte un especialista

0
9

PUERTO PRÍNCIPE.- Uno de los miembros del comité científico que trabaja sobre el covid-19 en Haití advirtió este viernes de la «posible» presencia de la variante ómicron en el país, en un contexto marcado por una relajación total de la población ante las medidas de prevención y su rechazo a vacunarse.

«Es muy posible que la variante ómicron esté en Haití, tendremos los resultados en unos días», dijo el doctor Jean William Pape, miembro de la Unidad Científica de Gestión de Crisis Sanitarias, en una entrevista con Efe.

Desde el anuncio del brote de la variante ómicron, las autoridades sanitarias haitianas han seleccionado muestras para su secuenciación en un laboratorio de referencia de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Mientras se esperan los resultados, una epidemia de fiebre se extiende por las diferentes regiones del país.

¿FIEBRE U ÓMICRON?

En los transportes públicos, en los mercados públicos, en las instituciones públicas y privadas, por no hablar de las redes sociales, cientos de haitianos se quejan de padecer fiebre.

Además de la «pequeña fiebre», como prefieren llamarla los haitianos, estas personas sufren dolores, una fuerte gripe, tos, dolores de cabeza y de garganta, síntomas que la gente prefiere tratar utilizando plantas y medicina rudimentaria en lugar de ir al hospital.

«La pequeña fiebre puede deberse a ómicron o más bien a la gripe, que está documentada», dijo Pape, añadiendo que ómicron causará muchas infecciones, pero no muchos casos graves.

En tanto, el doctor Lauré Adrien, director general del Ministerio de Salud de Haití, afirmó en exclusiva a Efe que el organismo ha recibido información sobre la presencia de síntomas (fiebre y tos) en algunas localidades.

«No podemos decir con certeza que se trata de un resurgimiento de los casos de covid-19 porque todavía no tenemos pruebas para decirlo», agregó.

¿DEBE HAITÍ PREOCUPARSE POR ÓMICRON?

Para el doctor Pape la variante no causaría mucho daño en Haití, basándose en el impacto relativamente bajo de otras cepas más ofensivas como gamma o delta. El galeno haitiano fue nombrado en marzo de 2021 miembro del Consejo Científico de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Mientras, Adrien consideró que el temor a lo peor siempre está «justificado» en el caso del covid-19, aunque en Haití la evolución de la pandemia no parezca augurar una «catástrofe».

«Sin embargo, es necesario tener en cuenta la presión que una afluencia masiva de casos positivos puede ejercer sobre un sistema de salud ya débil, incluso si la variante ómicron hasta la fecha es reconocida como menos peligrosa», añadió.

HAITIANOS SIGUEN RECHAZANDO LAS VACUNAS

Adrien advirtió de que las vacunas de la farmacéutica Moderna podrían expirar debido a que la población no acude a inocularse. Aseguró que Haití espera recibir un tercer envío de ese compuesto.

Apenas el 1 % de la población ha sido vacunada, según las cifras oficiales. Al 21 de diciembre de 2021, solo 72.102 personas están totalmente vacunadas, 71.761 han recibido las dos dosis de la vacuna Moderna y 341 han recibido la dosis única de Johnson & Johnson.

El 18 de este diciembre, Haití recibió 57.600 dosis de vacunas Johnson & Johnson procedentes de Dinamarca y 108.000 dosis del mismo preparado del Gobierno estadounidense, en el marco de la iniciativa Covax, a cargo de la OMS.

LA COVID-19 CASI EN EL OLVIDO

El término distanciamiento físico ha desaparecido por completo del discurso en Haití. Tanto en las instituciones públicas como en las privadas, la gente ya no lleva mascarillas y los recipientes para lavarse las manos han desaparecido.

Como resultado, la gente vive en total olvido de la existencia de la enfermedad. Solo algunos bancos comerciales, supermercados y tiendas siguen exigiendo el uso de mascarillas, en un contexto en el que, incluso, las autoridades gubernamentales hablan muy poco de la enfermedad.

Hasta el 17 de diciembre de 2021, Haití presentaba 25.917 casos confirmados de covid-19, 4.844 hospitalizados, 765 muertos y 22.666 personas atendidas, según cifras comunicadas por el Ministerio de Salud Pública.