La primera dama de EE.UU., preocupada por los efectos del covid-19 y del conflicto en Ucrania en la salud de su marido

0
14

La primera dama de Estados Unidos, Jill Biden, se muestra preocupada por el estado físico de su marido, el presidente Joe Biden, en particular por los posibles efectos que el covid-19 y el conflicto en Ucrania pudieran tener en su estado de salud, según las fuentes de su séquito citadas por CNN.

Los planes de Biden también serían motivo de preocupación para su esposa. Es probable que el actual presidente de EE.UU., de 79 años, quiera postularse a un segundo mandato en las elecciones de 2024, pese a sus bajos niveles de popularidad.

La directora de comunicaciones de Biden, Elizabeth Alexander, asegura que la primera dama siente estos desafíos a los que se enfrenta su marido, afectado por covid-19 desde hace varios días, y «cómo sigue afrontando el momento con valentía».

Por otra parte, la investigación por el Departamento de Justicia de los negocios de su segundo hijo, Hunter Biden, tampoco contribuiría a mejorar la salud del presidente.