KIEV (AFP).-El presidente ucraniano, Volodomir Zelenski, urgió el sábado a las potencias occidentales a defender sin restricciones su país ante una posible invasión de Rusia, que realizó pruebas de misiles con capacidad nuclear cerca de la frontera con la exrepública soviética.

Zelenski instó, durante un foro sobre temas de seguridad en Múnich (Alemania), a abandonar la estrategia del «apaciguamiento» de Rusia.

«Todo el mundo debe comprender que no son contribuciones de caridad lo que Ucrania pide. Es su contribución a la seguridad de Europa y del mundo, donde Ucrania ha sido el escudo durante ocho años», agregó Zelenski.

El mandatario se refería al estallido del conflicto con los separatistas prorrusos del este del país y a la anexión por Rusia de la península de Crimea en 2014.

Los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) alertaron el sábado de un «aumento drástico» de las violaciones del alto el fuego de 2015.

Según el ejército ucraniano, dos soldados murieron este sábado en un bombardeo de los separatistas. Estas serían las primeras bajas militares en más de un mes, en un conflicto que desde su inicio dejó más de 14.000 muertos.