MARÍA TRINIDAD SÁNCHEZ.- Angustiados se encuentran familiares y amigos de los 18 jóvenes desaparecidos en alta mar, luego de que la embarcación en la que viajaban zozobró.

Hasta el momento las autoridades han confirmado cuatro sobrevivientes, uno de ellos llegó nadando hasta las costas del puerto de Cabrera.

Parados y sentados en lanchas y sillas aguardan esperanzados en el puerto de Cabrera familiares y amigos, que los jóvenes que naufragaron la madrugada de este sábado, sean rescatados con vida.

La búsqueda ha unido a todo el municipio, donde pescadores y comunitarios brindan apoyo a las familias de los desaparecidos y a los organismos de rescate.

De acuerdo con las autoridades del municipio de Cabrera, los jóvenes salieron la noche del jueves por la comunidad de Río San Juan en una embarcación de fabricación clandestina con el objetivo de llegar a la vecina isla de Puerto Rico, sin embargo, la Armada informó a través de un comunicado que los jóvenes formaban parte de una supuesta excursión.

La institución además indicó que abrió una investigación para determinar las causas reales del incidente.

En las labores de búsqueda y rescate que se lleva a cabo por mar y aire en toda la costa de la provincia, además de los organismos de socorro fueron integradas aeronaves de la Fuerza Aérea.