Buscan reducir cinco millones de toneladas de emisión de gases invernaderos en RD

0
7

SANTO DOMINGO.-El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales pretende combatir los efectos del cambio climático en el país con una innovadora iniciativa que impulsa el uso sostenible de los bosques y los suelos dominicanos como parte de los compromisos asumidos por la nación ante la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC), acuerdo, multilateral que integra esfuerzos intergubernamentales para hacer frente a la problemática.

Se trata de un mecanismo de mitigación global que busca reducir significativamente las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), derivados de la deforestación y degradación de bosques. Busca también aumentar sustancialmente los reservorios de carbono a través de la Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de los Bosques y su gestión sostenible, conocida por sus siglas en español REDD+ o REDD plus; el símbolo + se utiliza para referirse a las actividades que incluyen la conservación de la naturaleza.

REDD+ considera el cuidado de los bosques como una de las soluciones a la problemática del cambio climático que se implementa en el país con el apoyo financiero del Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques (FCPF) y el acompañamiento y asesoría técnica del Banco Mundial.

Se estima que su implementación en República Dominicana evitará, aproximadamente, cinco millones de toneladas de emisión de gases de efecto invernadero para el año 2024, lo que contribuirá significativamente a frenar los efectos del cambio climático, de acuerdo con Medio Ambiente.

En tanto que, como mecanismo mundial, REDD+ se ha constituido como el modelo que estimula a los países en desarrollo para que contribuyan a los esfuerzos globales para frenar los efectos del cambio climático, actualmente implementada en tres continentes: África, Asia y América, en más de 47 países, como: Nigeria, el Congo, Pakistán, Indonesia, México, Argentina, entre otros.

Al igual que República Dominicana, estos países se encuentran desarrollando REDD+ según las tres etapas establecidas por la CMNUCC en su decisión 1/CP.16, Párrafo 73.

La primera etapa corresponde a la Preparación de REDD+, mientras que la segunda implica la ejecución de las estrategias nacionales y de las actividades de demostración basada en resultados; finalmente, en la tercera etapa, los países deben enfocarse en la ejecución basadas en los resultados que incluye medición, notificación y verificación, para luego proceder con la distribución de incentivos.

En ese sentido, localmente, los adelantos han sido significativos puesto que recientemente el gobierno dominicano firmó el Acuerdo de Pago por Reducción de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (ERPA, por sus siglas en inglés) con el Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques, como resultado del proceso de las etapas anteriores, basadas en investigaciones, estudios, mesas de trabajo, alianzas, talleres y arreglos institucionales que se han efectuado mediante enfoques participativos para evaluar, principalmente, las causas de la deforestación y degradación de los bosques nacionales y las estrategias para enfrentarlas, así como se han identificados las zonas de mayor riesgo de deforestación y se han establecido planes de manejo ambiental para las zonas prioritarias.

Medio Ambiente informó que estos avances han sido posibles gracias al apoyo del Comité Técnico Asesor para REDD+ constituido por el Ministerio de Medio Ambiente y el Banco Mundial y conformado por los Ministerios de Agricultura, Economía, Planificación y Desarrollo, conjuntamente con la Dirección General de Ganaderías (Digegas) El Consejo Nacional de Fomento y Producción de Leche (Conaleche), Instituto Dominicano del Café (Indocafe), Cámara Forestal Dominicana, Asociación de Silvicultores San Ramón, (La Celestina), Asociación para el Desarrollo Forestal Sostenible de Restauración (Asodeforest) entre otros organismos académicos y de la sociedad civil.

Esta etapa del proyecto ha facilitado la preparación de la Estrategia REDD+ para la República Dominicana cuyo proceso de formulación ha permitido identificar tanto las causas directas e indirectas de deforestación y degradación de los bosques dominicanos, como las zonas que la sufren, además de las acciones de campo que ayudarán a reducir su impacto y a implantar prácticas sostenibles de forestación y uso del suelo, mediante capacitación y pago por resultados.

Entre las zonas identificadas como prioritarias por el nivel de riesgos de degradación y deforestación de sus bosques y suelos se encuentran: Dajabón, Santiago, Santiago Rodríguez, Elías Piña, Independencia, Azua, La Vega, Previa, San Cristóbal, San José de Ocoa, San Juan, Sánchez Ramírez y Monte Plata.

Las causas que generan deforestación de manera directa en estas zonas son: el manejo y uso insostenible de las tierras para producción ganadera, agrícola y forestal, los incendios forestales, la minería, las plagas, enfermedades e introducción de especies exóticas invasoras, así como la expansión de infraestructura de tipo urbana, vial e industrial y por último los desastres naturales como: los huracanes, sequías y deslizamientos de tierra.

Mientras que las causas indirectas tienen que ver con el crecimiento poblacional, la pobreza extrema, la tenencia de la tierra, la valorización de los bosques, entre otros factores.