SANTO DOMINGO, R D.-Con una agenda de actividades que incluyó una misa, una ofrenda floral en el Altar de la Patria y un encuentro en su sede central, la Dirección General de Desarrollo de la Comunidad –DGDC- conmemoró el 60 aniversario de su creación.

Las festividades conmemorativas fueron encabezadas por el director general de Desarrollo de la Comunidad, Eléxido Paula Liranzo y el subdirector general Antonio Mateo Bautista, quienes acompañados de ejecutivos y empleados de la institución asistieron al Mausoleo del Parque Independencia para depositar una ofrenda floral a los Padres de la Patria; y luego participaron en una eucaristía oficiada por el sacerdote Cecilio de Los Santos, docente del Seminario Santo Tomás de Aquino, en el salón de actos de la DGDC, donde también compartieron un brindis.

En un mensaje en el Altar de la Patria, Paula Liranzo expresó que en los últimos 60 años muchas cosas han cambiado, pero la misión de la DGDC de trabajar por el desarrollo integral de las comunidades marginadas y en condiciones de vulnerabilidad se mantiene intacta.

“Hoy es un día grande para la institución, es grande porque hay una historia lacrada y marcada bajo el tiempo de 60 años haciendo pequeñas y medianas obras. Nuestras aspiraciones no es ver la que hicimos o las que se hicieron en el pasado, sino la que estamos trabajando, haciendo procesos que son hoy día muy complicados para darle a este pueblo y a esta institución lo que los dominicanos y las dominicanas se merecen que es calidad de vida”, sostuvo Paula Liranzo.

Agregó que a través de seis décadas la ODC, convertida luego en DGDC, ha llegado hasta los rincones más lejanos del territorio dominicano, promoviendo la educación, construyendo y reconstruyendo viviendas para familias necesitadas, iglesias, centros comunales, clínicas rurales, caminos vecinales, apoyando el deporte y la cultura, llevando soluciones de agua potable, operativos de salud, campañas de vacunación, jornadas de saneamiento ambiental y pequeñas infraestructuras que sirven de impulso al espíritu emprendedor de la gente de nuestras comunidades.

El funcionario señaló que, al llegar a su 60 aniversario, la DGDC renueva el compromiso de seguir trabajando en barrios y campos a favor de los más necesitados, alimentando con sus obras sociales la esperanza de aquellos que sueñan con una vida mejor, sin importar las simpatías políticas de los que se benefician con sus programas de asistencia comunitaria.

Indicó que, a lo largo de 60 años de aquel histórico comienzo, quienes hoy están al frente de la DGDC tienen metas tan ambiciosas como aquellos que dieron sus primeros pasos por los agretes y polvorientos caminos de la región sur con el deseo de ayudar la gente de aquellos campos a salir de la pobreza.

Prometió seguir fortaleciendo la institución, haciendo más operativas y funcionales las Oficinas Provinciales y las Direcciones Regionales, donde decenas de promotores sociales trabajan de la mano con organizaciones comunitarias, identificando necesidades sociales que ameritan de soluciones colectivas.

“Un agradecimiento especial a todos los empleados de la DGDC, aquellos que hace 60 años comenzaron cuando la institución se conocía como ODC y ya no están, quienes les siguieron; y estoy muy satisfecho de los que hoy me acompañan y continúan dando cada día su mayor esfuerzo a favor de los que necesitan de nuestro apoyo para superar la marginalidad”, expresó Paula Liranzo.

También dijo agradecer al presidente de la República, Luis Abinader, quien con su política de Cero Tolerancia contra la corrupción ha enseñado a cada funcionario del Estado a hacer más obras con menos recursos y optimizar cada centavo del presupuesto de las instituciones públicas.

Recordó que la ODC fue la primera institución del país constituida con el objetivo de trabajar en el desarrollo de las comunidades a través de la formación de la gente; y agregó que sus metas como director general de la DGDC siguen siendo la ampliación de los servicios comunitarios que ofrece la institución y llegar cada día a más comunidades, favoreciendo a quienes más necesitan del apoyo de Estado para mejorar sus condiciones de vida.

Dijo que en poco más de año y medio que lleva al frente de la Dirección General de Desarrollo de la Comunidad ha vivido la novedosa experiencia de servir a localidades apartadas de los grandes centros urbanos, haciendo obras que contribuyen al progreso de la gente.

“Esperamos seguir recibiendo el respaldo de organismos internacionales y las instituciones del Gobierno con las que a través de numerosos acuerdos de colaboración mutua estamos desarrollando en conjunto proyectos sociales de gran impacto en conglomerados humanos donde la mano amiga del Estado estuvo ausente por mucho tiempo”, precisó el director de la DGDC.

“Seguimos comprometidos con el bienestar y el crecimiento socio-económico de nuestras comunidades. Para nosotros aquí en la DGDC ésta es la mejor manera de celebrar 60 años de Historia”, concluyó el funcionario.

Al concluir la Eucaristía, los empleados de la DGDC compartieron un brindis, donde el subdirector general de la institución, Antonio Mateo Bautista, tuvo a su cargo las palabras de recibimiento.

“Esta institución está llamada a ser ese referente social, administrativo y político que llegue a una población que ustedes saben que no es de interés para los que quieren visibilizar lo que hacen, para lo que quieren dejar entre ver en cada acción que sus hechos están ahí de manera material. Nosotros debemos enfrentar lo que es miseria, insalubridad, hambruna y la falta de necesidades que tiene nuestra gente”, sostuvo Antonio Mateo.

La DGDC, instituida como una Dirección General mediante la ley 676-65 del 22 de marzo de 1965, inició su recorrido en 1962 como Oficina de Desarrollo de la Comunidad –ODC-, mediante una alianza del Estado Dominicano con la Agencia Internacional de Estados Unidos para el Desarrollo –USAID-.