AIRD: “Aprobación del proyecto de Ley no garantiza una reducción en los precios de la canasta básica”

0
50

Santo Domingo.-El presidente de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), Celso Juan Marranzini, manifestó sobre el proyecto de Ley que grava con tasa cero en el arancel de aduanas a bienes de la canasta básica, que su aprobación “no garantiza una reducción en los precios”.

La AIRD emitió una carta dirigida al lo presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco y demás miembros, para fijar la posición del sector industrial dominicano con respecto al Proyecto de Ley que grava con tasa cero en el arancel de aduanas a 63 bienes de la canasta básica, el cual fuera sometido el pasado viernes 11 de marzo de 2022 por el Poder Ejecutivo ante esa honorable cámara legislativa.

“Es preciso reconocer que la inflación derivada de la coyuntura internacional que estamos viviendo nos afecta y nos preocupa a todos los dominicanos, y que en esta situación cualquier solución no debe provocar ganadores y perdedores. Entendemos que la aprobación del proyecto de Ley no garantiza una reducción en los precios de la canasta básica, y por el contrario afectará sensiblemente a los miles de productores del campo, a las empresas productoras, a las agroindustrias, a otras industrias y empresas que le suplen insumos y servicios, así como a los más de 80 mil colmados, micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) que participan en la cadena de comercialización de estos productos”, señala parte de la misiva.

Argumentan que la industria dominicana, declarada Prioridad Nacional por el señor Presidente de la República, Luis Abinader Corona, se ha mostrado resiliente durante toda la crisis derivada del COVID-19 y ante los efectos del actual conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, garantizando un abastecimiento permanente de los productos de primera necesidad a todo el pueblo dominicano, a pesar de los grandes problemas logísticos y de escasez a nivel mundial.

“Las industrias y agroindustrias han jugado un rol clave en el proceso de recuperación económica en estos momentos difíciles. Su compromiso se ha evidenciado no solo en garantizar abastecimiento, sino además en la generación de empleos de calidad y salarios dignos, en el apoyar al campo dominicano comprando sus productos, en el pago de impuestos, así como en el incremento de las exportaciones y de las inversiones estimadas en más de 80 mil millones de pesos para el presente año”, expresa la AIRD.

Resaltan que actualmente las importaciones de los productos que se proponen en el proyecto de Ley provienen en su mayoría de Estados Unidos a tasa cero, uno de los principales exportadores del mundo de estos productos, gracias al DR-CAFTA. “Concretamente, la eliminación de los aranceles a los países con los cuales no tenemos acuerdos de libre comercio, provocará que los productores nacionales se vean abruptamente afectados por importaciones de algunos países que practican dumping y otras prácticas desleales de comercio, lo que atentará contra el empleo y las inversiones, algo contraproducente en una situación adversa como la actual. Esto, sin obviar el necesario cumplimiento de los debidos registros y la vigilancia sanitaria”.

Por lo tanto, consideran que “esta iniciativa legislativa lo que hace es desviar la atención de los principales problemas en el que debemos estar enfocados: aliviar al consumidor, especialmente a los menos favorecidos, y fortalecer la producción nacional y la cadena de suministro para garantizar el abastecimiento de estos productos. La escasez es el principal desafío que debemos enfrentar”.

Sotienen que “La eliminación temporal de los aranceles termina siendo un subsidio generalizado, que no necesariamente llegará al consumidor más necesitado y que afectará gravemente a nuestros productores agropecuarios. Lo más recomendable, en cambio, es otorgar subsidios focalizados a los consumidores, y en caso de ser necesario, a los productores”.

La AIRD apela por a su buena conciencia para entender que se trata de resolver un problema de corto plazo modificando la política comercial del país y eso es peligroso desde el punto de vista institucional.