Bill Gates advierte de la crisis que viene: así aconseja prepararse económicamente

0
64

Redacción Internacional.(el economista.es).- No hacen falta muchas más señales para pesar que la economía no va del todo bien. A la inflación al alza en los últimos meses, los precios de la energía, la Guerra de Ucrania o la caída que han tenido las bolsas o las criptomonedas parece que hay pocas cosas que se le puedan sumar. Pero, por si fuera poco, Bill Gates, poco dado al pánico, también cree que la cosa no pinta bien.

El multimillonario cofundador de Microsoft declaró al programa «Fareed Zakaria GPS» de la CNN que cree que factores como la guerra de Ucrania y las repercusiones económicas de la pandemia crean un «fuerte argumento» de que el mundo verá una desaceleración económica en un futuro próximo.

«Se suma a la pandemia, en la que los niveles de deuda de los gobiernos ya eran muy, muy altos, y ya había problemas en la cadena de suministro», dijo Gates. «Es probable que acelere los problemas inflacionistas que tienen las economías del mundo rico, y que fuerce un aumento de los tipos de interés que acabe provocando una desaceleración económica».

¿Es el colchón el mejor aliado? Cómo burlar la inflación y no quedarnos sin dinero

Precio de la luz hoy 13 de junio por horas: cuándo es más barata y cuándo más cara

Gates añadió que los esfuerzos de los países por frenar el aumento de la inflación subiendo los tipos de interés es otro factor relacionado que «acabará provocando una desaceleración económica». Sus comentarios se hicieron eco de líderes mundiales como la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, quien dijo en abril que los ataques de Rusia a Ucrania tendrán «enormes repercusiones económicas para el mundo», argumenta.

El principal consejo de Gates para superar complicaciones económicas: prepara un fondo de emergencia

Con todo esto en vista, también conviene los consejos que, a lo largo de su carrera, Gates ha dado para superar momentos complicados económicamente, como el que puede estar por llegar.

A pesar de que cuando dirigía Microsoft seguramente no le hubiera costado nada financiarse si pasara por alguna época de apuros, Gates hizo gala desde joven de una práctica que aplicaba tanto a su vida personal como profesional: tener fondos como para mantener su nivel de vida y los gastos de su empresa durante 12 meses. Un dinero que debía estar accesible y no invertido.

Pero «invirtiendo como un optimista»

A veces Gates reconoció que por esto pecó de precavido, pero que prefiere esa situación a otra más arriesgada.

«Siempre tuve que tener cuidado de que no contratáramos a demasiada gente», dijo en una entrevista de 2017 en televisión. «Siempre me preocupaba porque la gente que trabajaba para mí era mayor que yo y tenía hijos, y siempre pensaba: ‘¿Y si no cobramos? ¿Podré hacer frente a la nómina?».

Para Gates, optimismo y pesimismo en finanzas se tocan. Lo que Gates entiende es que «solo se puede ser optimista a largo plazo si se es lo suficientemente pesimista para sobrevivir a corto plazo».

La mejor manera de aplicar esto para la mayoría de la gente es ahorrar como un pesimista e invertir como un optimista, según Gates.

Ahorrar como un pesimista significa reconocer que pueden llegar cambios bruscos en cualquier momento. De ahí la idea de Gates de siempre tener un buen colchón económico a mano. El último año y medio con una pandemia que ha trastocado miles de negocios parece darle la razón.

Pero Gates también recomienda «invertir de forma optimista» una vez que se han tenido en cuenta el fondo y los propósitos de cualquier empresa o negocio, algo que en un post de Linkedin contaba que había aprendido de su amigo Warren Buffet.