Comerciantes piden ayuda tras fuego destruir plaza en Boca Chica

0
15

BOCA CHICA.-Las comerciantes que la tarde del lunes quedaron sin trabajo tras un fuego destruir plaza del pescado y restaurante Lumaka en Boca Chica pidieron la ayuda de las autoridades para poder seguir con el sustento de las familias.

Veinte y cinco de las 60 personas afectadas pagaban 15,000 pesos mensuales a los propietarios de la plaza por la renta de cada caseta, las cuales quedaron reducidas a cenizas en pocos minutos, luego de que el siniestro se expandiera por todo el inmueble.

Charina Cabrera, una de las afectadas, pide al Gobierno la reubicación para continuar con las ventas de pescados en la zona de la plaza. Su madre Meledy Rosario, quien también laboraba en la caseta número 15, clama ayuda.
El grupo de comerciantes operaba en las calles próximo a la playa de Boca Chica, visitadas por miles de personas los fines de semanas. Pero en 2018, cuando fue construida la plaza del pescado y restaurante Lumaka, rentaron las casetas a sus propietarios para organizar sus negocios, los cuales quedaron reducidos a cenizas la tarde del lunes.

El fuego, que pudo haberse provocado por un corto circuito o por un caldero en llamas, se extendió con facilidad porque el restaurante estaba cobijado con cana, según expresó su gerente Ariel Almonte. Desconoce con exactitud el monto económico perdido, pero habla de pérdidas que podrían pasar el millón de dólares.

La plaza y el restaurante Lumaka ocupaban un total 2,650 metros. Además de la gastronomía, en el restaurante se hacían actividades artísticas y sociales. Para controlar el incendio fue necesario la asistencia de bomberos del Gran Santo Domingo, otras provincias de la región Este y una empresa privada que facilitó un camión de agua.