Comprar comida seguirá siendo caro, advierte la FAO

0
8

Punta Cana.- Los pronósticos que mantiene la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura  (FAO) apuntan a que comprar alimentos seguirá siendo costoso.

Seguirán altos porque el precio de los fertilizantes, la energía y el conflicto entre Rusia y Ucrania influyen de manera importante y no pueden verse como temas aislados, advierte el representante del organismo internacional en República Dominicana, Rodrigo Castañeda.

El funcionario no ofrece el dato con el fin de promover pesimismo. Lo hace partiendo del contexto que vive el mundo, caracterizado por dificultades impuestas inicialmente por el cambio climático (hace años), luego con la crisis del covid-19 y más recientemente por el conflicto entre Rusia y Ucrania.

Castañeda conoce del tema. Ha estado ligado a la FAO por años. Y partiendo de esa experiencia que posee, advierte que los alimentos se están produciendo en un contexto de incertidumbre, donde no se sabe qué sucederá con los distintos stocks y distintos factores que están influyendo en la producción alimentaria.

En el caso dominicano, los números dan una idea clara de lo que ha venido ocurriendo.

La inflación interanual cortada al mes de agosto fue un punto porcentual mayor en las familias más pobres que en las de mayor poder adquisitivo, no obstante, el aumento del valor absoluto de estas últimas casi duplicó al costo de la canasta familiar básica.

Mientras el incremento relativo entre agosto del 2021 y agosto del 2022 del costo de la canasta fue de 9.41 % para las familias más pobres, que son las situadas en el primer quintil o grupo; las del quinto quintil recibieron un alza del 8.27 %.

Mirada más amplia

Para contextualizar un poco más, en el caso dominicano, en n términos absolutos, el costo de la canasta para las familias más pobres aumentó en el período comparado en RD$2,161.96, mientras que para las de mayor poder de compra el alza acumulada fue de RD$5,232.01.

El mayor aumento relativo en el precio de la canasta de las familias de menor ingreso está asociado con el comportamiento inflacionario de los alimentos, que representa el mayor destino de los ingresos de las familias más pobres, que destinan una mayor proporción de sus dineros a la compra de bienes alimenticios.

De acuerdo con un informe presentado esta semana por el Banco Central de la República Dominicana (BCRD), sobre el Índice de Precios al Consumidor durante el octavo mes del año y el consolidado de los primeros ocho meses del 2022,  la inflación en el grupo Alimentos y Bebidas no Alcohólicas comenzó a ceder.