Magin Díaz, exdirector de Impuestos Internos, justifica pago de anticipo

0
14

SANTO DOMINGO, RD.- El economista Magin Díaz, ex director de Impuestos Internos justificó el pago del anticipo que deben pagar las empresas a la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), tributo que han mantenido varios gobiernos.

Díaz, quien habló del tema al participar en la entrevista central del programa Encuentro Extra que conduce los sábados por Color Visión, el periodista Cristhian Jiménez, sostuvo que el gobierno de Luis Abinader, por ejemplo, cumplirá dos años y mantiene el cobro del anticipo.

“En países con alta evasión como el nuestro, juega un rol importante de hecho en muchos de los estudios que dieron sustento, consultores internacionales decían que debía mantenerse. Eso juega un rol de estabilizar los ingresos del gobierno, tal vez hay que repensarlo para pequeñas, empresas medianas y en para las micro; pues lo ideal es que se acojan al régimen simplificado que no pagan anticipo, pero yo creo que para las grandes empresas es algo que con lo que vamos a convivir hasta que el gobierno pueda hacer algún tipo de cambio para no llamarle reformarse”, dijo.

Reforma

Al referirse a la decisión que tomó el presidente Luis Abinader de postergar una reforma fiscal que implicaría un aumento en los impuestos, Díaz expresó que ciertamente el país atraviesa por una situación difícil por la pandemia del coronavirus.

“Estamos todavía en una pandemia incertidumbre, vamos a tener que convivir varios años con una pandemia a pesar de los buenos indicadores que tenemos y nos hemos recuperado. Pero el mismo gobierno ha dicho aquí que el gasto público no es alto, que lo refuerzan los organismos internacionales”.

Aseguró que existen muchas necesidades, las cuales identificó el gobierno en el documento que circuló en los medios de comunicación. “Hay que dar más dinero a la Policía, a la Salud, a la infraestructura; hay muchas necesidades que requieren dinero. El presidente dijo bueno, no lo voy a hacer ahora, que yo creo que está muy claro, el gobierno está muy comprometido con la estabilidad macroeconómica o se ha puesto la estabilidad como su prioridad y eso significa que va a bajar el gasto entonces para ajustar como lo ha hecho este año yo creo que va a pasar muy bien, lo creo que ha sido un buen año en términos macroeconómicos fiscal, pero a partir de en uno o dos años, se va a sentir esa presión de que más demanda de la población de servicio de salud porque 4% y por qué no le damos dos o le damos dos o tres puntos a salud, por ejemplo la Policía con ese salario que tiene. Hay muchas demandas y tú lo vas a ver, esta semana el presidente de la Junta Central Electoral dijo que tenía un déficit de 700 millones”, indicó.

“El gobierno va a apostar a sobrevivir sin una reforma. Yo escribí hace varios meses un artículo sobre eso, ahora con restricción del gasto, eso significa menos inversión y que la deuda no va a bajar mucho, bajará gradualmente, estaremos rondando el 60% o 65% del Producto Interno Bruto de deuda consolidada”.

Magin Díaz dijo que la decisión de Luis Abinader de no hacer la reforma fiscal en este momento fue política y que estuvo vinculada a la situación por la que atraviesa el país producto de la pandemia de la covid-19.

“Yo creo que el equipo técnico del Gobierno ha estado muy claro en que se necesitan más ingresos sobre todo por la cantidad de necesidades que hay. Solo por el hecho de que hay dos partidas que se llevan la mitad del presupuesto intereses y gasto en educación en más de la mitad del presupuesto, en qué margen tiene gobierno para gastar no tiene mucho y si tú quieras de más baja la deuda, pues tú necesitas más recaudación para fortalecer las finanzas. La pandemia no ha terminado, aunque nos hemos recuperado bien, estamos aprendiendo a vivir con pandemia” dijo.

Recordó que una reforma tiene un costo para un grupo de la población. “Para los ricos no es un problema, porque siempre pueden pagar más. Hace 20 o 30 años no se pensaba en clase media; primero era pequeña y segundo no tenían esa vocación de hablar, de discutir de salir a la calle, y ahora las redes sociales. Pero ahora en Gobierno trato de resolver problema en su propuesta o no vamos a hacer una reforma, pero vamos a compensar 40% más pobre, no al 20% al 30% al 40 % de la población más pobre, sin embargo, las clases medias salió y dijo no a mí tú no me vas a poner más impuestos. Tú me dijiste en la campaña que había un derroche de gasto entonces pandemia, clase media redes sociales, o sea, para un político ya no es lo mismo hacer una reforma y eso es lo que el presidente tiene que haber evaluado”.

Recomendó al presidente Luis Abinader que se siente con los sectores productivos del país para discutir una eventual reforma fiscal, que contemple una revisión de las exenciones fiscales, de que se conozca en detalle las necesidades que tiene el sector empresarial.