Ex jefe de la PN considera que Ley 519 y decreto 729-21 politizan y conducen a la privatización de la institución

0
8

SANTO DOMINGO.- El ex director general de la Policía Nacional, PN, Rafael Guillermo Guzmán Fermín, afirmó que la aprobación de la Ley No. 590-16 de la Policía Nacional es lo peor que le ha pasado a la institución.

Dijo que dentro de los visos de injerencia política que él observa, está la Ley No. 590-16 de la Policía Nacional, la cual catalogó como la peor, formulada por el gobierno pasado, por un grupo de inteligentes que no quieren saber del organismo del orden, para tener un control político dentro, le han quitado funciones.

Puso como ejemplo que antes, el director general de la PN podía convocar al Consejo Superior Policial como órgano consultivo, ahora es un órgano ejecutivo, es decir que manda y si el Director quiere hacer una reunión de alto mando, tiene que pedir permiso al Ministro de Interior y Policía y si este lo aprueba tiene que mandar un representante “es decir se está politizando”.

Expresó que, al perder funciones, entiende que, en los próximos años, la Policía Nacional será una compañía de Vigilantes Privados más, eso es así.

“Ahora mismo para hacer un traslado, hay que ir a una comisión de civiles, que chequean y eso no puede ser así”, dijo.

Las transformaciones en la Policía Nacional a su juicio vienen del poder político

Indicó que esas transformaciones en la Policía Nacional a su juicio vienen del poder político y manifestó “yo siempre digo un proverbio muy antiguo, que cuando la política entra por la puerta, la razón salta por la ventana”.

Destacó que si hay una influencia política dentro de la Policía Nacional no va a funcionar bien, hay que sacar la política de la PN para hacer una gestión bien, porque así primaría el interés nacional sobre particular partidario.

dijo que tiene sus reservas con la nueva figura del Fideicomiso para administrar la Policía Nacional, ya que, si bien es cierto que esa institución requiere de un manejo transparente de sus recursos económicos de cara a la eficientización de su inversión, también no ve bien que se le quite el control financiero a este organismo del orden, al tiempo que señaló que sería privatizarla.

Destacó que el Director General es el que conoce las prioridades que tiene esa institución, no elementos exógenos a ella.

Sostuvo que, si fueran nuevos recursos que se estuvieran buscando, para educación, para la reforma de la Policía Nacional y del cambio cultural, sería perfecto, es decir, recursos nuevos fuera del Presupuesto, pero no es así.

Criticó que el Director de la Policía Nacional y su equipo no puedan manejar los recursos destinados a esta institución y a su entender, eso es privatizar la labor de esta institución.

Se recuerda que el presidente Luis Abinader, dispuso la constitución de un fideicomiso público de administración, fuente de pago y garantía para la transformación y profesionalización de la Policía Nacional, a través del decreto No. 729-21.

Explicó, durante su participación en el programa La Hora 22, conducido por Gregory Caimares y Abinader Fortunato en Teleradioamérica, que la inversión en este organismo la hace el Estado, es decir, si se requieren 300 vehículos eso no pasa por la Policía, eso lo hace la Presidencia de la República, la Administrativa o el Ministerio de Interior y Policía”, indicó.

Guzmán Fermín reiteró que en el manejo pulcro y transparente del fideicomiso está bien, pero que el director de la PN no pueda disponer resolver un caso de emergencia específico, eso no es prudente.

Puntualizó que a su juicio hay una mala percepción en la población de que la PN maneja millones de pesos “y en esta institución no hay nada para inversión, es carga fija, es sueldo”, sostuvo.

Asegura que el nuevo jefe PN no quiso decir “que no quiere policías de madres solteras”

Al tocar el tema de las declaraciones del actual director de la Policía Nacional, Mayor general Eduardo Alberto Then, de que esa institución será más cuidadosa con el reclutamiento de agentes que sean hijos de madres solteras, Guzmán Fermín dijo que está seguro de que él no quiso decir eso.

“Yo lo conozco, y aunque el video está ahí, estoy seguro de que él no quiso decir eso”, sostuvo.

Dice al quitarle funciones, PN será una compañía de Watchman

Sobre que el delito y la delincuencia en la población y su aumento en todas sus expresiones, el ex director de la Policía Nacional, indicó que tiene muchas expectativas con el nuevo director de la Policía Nacional, porque tiene condiciones y muchas experiencias de mando y liderazgo,

No obstante, dijo que el problema que él ve es que la Ley de la Policía Nacional no tiene autonomía y además dijo que hay un plan desde hace años de ir despojando al organismo del orden de sus funciones.

En su gestión devolvió 600 millones de pesos

El ex director de la Policía Nacional dijo que en su gestión él devolvió en combustible 600 millones de pesos al Estado, ya que había muchos vehículos en deterioro en los talleres y no se usaban y los devolvió, “hay constancia, que lo busquen están ahí”.

Ministerio de Interior y Policía es políticamente superior a la Policía Nacional

Explicó que el Director General de la Policía Nacional nombraba a los directores regionales “ahora no, ahora yo sugiero una terna de tres, ejemplo, la Dirección Criminal y la Dirección Central de Inteligencia Delictiva, que son los dos elementos más importantes de la institución, eso no lo puede elegir el jefe de la PN, eso ahora va a una terna y después va al Consejo Policial donde votan y de ahí al Ministerio de Interior y Policía y se aprueba”, destacó.

Guzmán Fermín aclaró que jerárquicamente ahora el Ministerio de Interior y Policía es políticamente superior a la Policía Nacional.

“Es decir no se conoce a quién se nombra, porque ahora hay una búsqueda de puesto con los políticos para que recomienden, el puesto no se lo deben al director general de la Policía Nacional, sino al político (y por decreto) y cuando pase algo, le dirán al director: usted no me nombró, yo soy de fulano, del ministro fulano”, sostuvo.

Consideró que eso es requebrar la disciplina a lo interno de la Policía Nacional y la confianza y le quita poder al director general y eso no se puede.

Resaltó que la PN tiene dos áreas, como policía nacional   y como estructura institucional, es buena y entiende que, el problema ha estado en quienes la dirigen.