Autopsia a José Custodio arroja que murió de un infarto; practicarán otra

0
27

Santo Domingo -La autopsia realizada a José Gregorio Custodio, el hombre que murió en extrañas circunstancias mientras estaba detenido en el destacamento regional de San José de Ocoa, determinó que su deceso se debió a una “miocardiopatía hipertrófica ventricular” (infarto agudo al miocardio).

El fiscal Francis Valdez confirmó  que de acuerdo con los resultados del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), Custodio falleció de forma “natural”.

De acuerdo con Valdez, la procuradora adjunta, Yeni Berenice Reynoso, decidió que el Inacif repita la autopsia para esclarecer si es cierto o no que Custodio murió ante los supuestos golpes recibidos por agentes policiales. Hasta el momento se desconoce cuándo saldrán los nuevos resultados.

Pese al resultado al examen anatómico del cuerpo del hombre, que fue detenido por una acusación de violencia de género, sus familiares dicen no estar conforme, por lo que ven positivo la solicitud de Reynoso ante las autoridades del Inacif.

El pasado 23 de abril la madre de José Gregorio Custodio expresó cuáles fueron las últimas palabras que su hijo le dijo antes de morir.

 

“Milanda, me estoy muriendo y me muero hoy, me masacró la policía”, contó la señora Adelita Custodio, mejor conocida como Milanda, que esas fueron las últimas palabras que dijo su hijo mirándola con angustia y pidiéndole un poco de agua porque tenía sed.

Los allegados afirmaron que la ropa de José Gregorio estaba ensangrentada y que cuando le pidieron a los oficiales que se la entregaran, se negaron.

Al momento de ser ingresado en el hospital San José, Custodio dijo a su madre que no lo podían tocar ya que sentía mucho dolor por los golpes propinados por los agentes policiales que lo detuvieron.

La señora Milanda afirmó que pudo observar los moretones que tenía su hijo y que mientras le pasaba la mano preguntaba a la enfermera a cargo sobre la situación. Contó que la enfermera le dijo que esos moretones estaban apareciendo por una alergia, a lo que inmediatamente José respondió: “Mami es mentira, me masacró la Policía”.

Luego del escándalo, la Policía Nacional decidió destituir a los agentes del orden del destacamento policial de San José de Ocoa, decisión que causó malestar en los familiares ya que exigen «que lo metan presos».