Dictan un año de prisión preventiva contra acusados de traficar con víctimas de la tragedia en Chiapas

0
12
Santo Domingo Este.-El juez del Juzgado de Atención Permanente de la provincia Santo Domingo, Bernardo Coplin García, dictó un año de prisión preventiva en contra de los integrantes de una presunta red de tráfico internacional de personas, acusada de enrutar hacia Estados Unidos al menos tres de los seis dominicanos fallecidos en un accidente ocurrido en una carretera de Chiapas, en México.

La medida fue impuesta contra Guillermo Guzmán Marcano, Leonel Antonio Méndez Arias (El Duro), Román Alberto Casalinovo Trinidad (Guardia), Santo Francisco Vizcaíno Guerrero y a Jesús Antonio Martínez Díaz.

El magistrado también declaró el caso complejo y dio un plazo de ocho meses al Ministerio Público para que presente acusación formal contra los implicados.

Los acusados deberán cumplir la medida en las cárceles de San Pedro de Macorís, La Victoria y Baní,  correspondientes a las jurisdicciones a las que pertenecen.

El grupo fue apresado durante allanamientos coordinados por la fiscalía con el auxilio de la División Especial de Investigación de Delitos Transnacionales (Deidet) de la Policía Nacional.

Se les imputa promover, inducir y financiar el tráfico ilícito de personas, violentando la Ley 137-03, sobre Trata de Personas y Tráfico Ilícito de Migrantes, y la Ley 155-17, sobre Lavado de Activos, explicó el fiscal titular de esta jurisdicción, Milcíades Guzmán Leonardo.

Las investigaciones arrojan que la red desarticulada se dedicaba a traficar personas desde Santo Domingo hacia Estados Unidos, a través de países como Guatemala, Panamá y México, por los cuales transportaba a los indocumentados en tráiler.

Los arrestados son responsables de traficar al menos tres de las víctimas dominicanas que figuran entre los más de 50 fallecidos al accidentarse un tráiler que cargaba un grupo de viajeros indocumentados en la carretera Tuxtla Gutiérrez-Chiapa de Corzo, sur de México.

En el accidente otros tres dominicanos resultaron heridos y siete desaparecidos.

Los integrantes de la organización criminal desarticulada cobraban hasta 20 mil dólares por persona, por lo que lograron acumular suntuosas propiedades, incluyendo vehículos de alta gama, indica la acusación, que señala, además, que llegó a traficar a Estados Unidos una 400 personas .