Raquelita pide a la justicia dar escarmiento con condena a su expareja

0
23

Santo Domingo Este .-La chef Kirsy Raquel Guerra Mella (Raquelita), dijo este sábado que la forma en la que murió su madre, Reina Pérez, de 73 años, luego de recibir 25 puñaladas a manos de su ex yerno, Ricardo Antonio Leonor Abreu, no fue justa y pide que la justicia dé un ejemplo con su condena.

“Hay que darle un escarmiento, quiero que lo hagan con el agresor de mi mamá, que pongan el ejemplo con él, de que eso no se debe hacer, para los que estén pensando hacerlo (actos de violencia intrafamiliar), dejen de hacerlo”, afirmó momentos antes de dirigirse a la Funeraria Blandino de la avenida Sabana Larga donde se encuentra el féretro con los restos de su madre.

“Lo importante es que esto tenga una repercusión. Que en este país se acaben los feminicidios, las agresiones, la violencia de género. Eso tiene que acabar en todos los géneros, sea hombre, sea mujer, eso no puede seguir en este país. La gente no puede seguir tomando represalias con personas inocentes como mi hijo, como mi mamá”, agregó.

Raquelita calificó como “vil” el asesinato de su madre, por el cual reclama justicia.

“Mi mamá merece, por su memoria, que en este país se pague esto. Ella fue una víctima de las más viles que ha habido. No es justo lo que pasó con mi mamá, no es justo lo que pasa con mi hijo. La justicia tiene que ponerle importancia”, continuó.

El hijo mayor de Guerra, Gustavo Rodríguez, de 19 años, se encuentra recluido en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Darío Contreras, donde recibe tratamiento a las profundas heridas, en especial en el pulmón izquierdo y cerca de la médula espinal, luego de haber recibido siete estocadas de parte de Leonor Abreu.

La cocinera admite que sigue fuerte por su hijo y por el legado de su madre.

“Yo no me he desplomado mi hijo, que fue quien me quedó vivo y a mi mamá no le va a gustar verme triste, cuando ella era una persona llena de luz, de amor, un ser noble, lleno de felicidad y eso fue lo que ella me enseñó, a ser así”, confesó.

De igual manera, admitió que nunca se imaginó que ese sería el desenlace de la vida de su madre.

“Ni sé qué decirte, porque en todo momento, las amenazas siempre fueron a mí. Yo nunca pensé que él iba a tomar represalias contra mi mamá. Esa señora que cuidaba a mis hijos, que eran sus hijos”, respondió al ser cuestionada al respecto.

Sobre la orden de alejamiento

Raquelita narró que fue en el año 2020 cuando solicitó una orden de alejamiento contra Leonor Abreu.

“Él me estaba agrediendo, yo con uno de mis hijos cargados, y unos policías estaban atendiendo un caso del 911 al lado de mi casa y ellos lo vieron atacándome, derrumbaron la puerta y se lo llevaron esposado”, detalló sobre lo que vivió en ese entonces.

A pesar de poner la orden de alejamiento, “él seguía insistiendo y asediaba. Los vecinos tenían que ayudarnos”.

“Al 911 lo llamamos en varias ocasiones y nos decían: ¿hay algún muerto? ¿No? Entonces llamen a la policía. Para que más o menos tengan una idea, esa era la respuesta que nos daban. Mi mamá, en lo personal, llamó varias veces”, dijo en tono decepcionado porque esa era el apoyo que recibían de parte de los organismos oficiales.

“Ya hace casi dos años que yo tengo esta lucha. Cobró la vida de mi mamá, pero, ya eso se acabó”, añadió.

Marcos Guerra, padre de Raquelita, dice que su hija “está desbaratada, pero es una muchacha fuerte y ha sacado de abajo para coger valor. Ella tiene valor, mucho valor”.

Contó que nunca pensó que su ex yerno sería capaz de cometer un crimen así.

“Con él se fue benévolo, muy benévolo porque aparte de que él tenía impedimento de acercamiento, él daba la vuelta por allá”, admitió.

El padre de la chef dijo que el agresor sabía muy bien cuáles son los horarios de Raquel cuando se presentó este Jueves Santos en su residencia en el Residencial Fernández Oriental, de San Isidro

“Él sabe la hora a la que Raquel llega. Raquel no había llegado, pero era más o menos una hora aproximada. Cuando ella llegó ya encontró a su mamá muerta”.

“Yo tuve intercambio de palabra con él, el día 8 de febrero, que Raquel cumplía años, él hizo una de sus payasadas y tuvimos al tris de tener un encontronazo malo. Me engañó porque al otro día por la mañana, amaneció con los lagrimones llorando, pero es un sádico porque él sabía cómo engañar a uno. Después que tú ves un hombre gritando, tú crees que no va a hacer nada, pero no tiene valor. Es un sinvergüenza, un charlatán”, dijo don Marcos sobre su relación con Ricardo Antonio.