AZUA.- «Una noche antes del cumpleaños de su madre se aparecio en mi casa para buscar dos mil pesos para su madre, amaneció y se fue a las 9:00 de la mañana», con estas palabras empezó un audiovisual en el que un hombre narró antes de entregarse por el asesinato de su expareja en la provincia de Azua.

Francis Matos, quien es acusado de matar a su expareja en Estebania en Azua, dijo que la noche del suceso le entregó la suma de 4,000 mil pesos a la hoy occisa y que una amiga de la victima supuestamente le dijo que ese dinero era para ambas beberselos con un hombre.

«La noche del suceso yo le habia entregado 4 mil pesos, porque me dijo que debia la casa. Pero su amiga ella dice ser amiga, cuando salí a comprar una cena, me paso por el lado y me dijo sigue mandandole dinero a fulana, que nosotros no lo bebemos tranquila con nuestro chulo. Eso fue lo que me llenó de impotencia. Fui a su casa y asimismo fue, estaban bebiendo con un hombre. Yo tambien estaba bebiendo y todo lo que hice fue bajo los efcetos del alcohol», dijo Matos en un video antes de entregarse a las autoridades..

Matos se desempeñaba como cobrador de guagua en uno de los vehículos pertenecientes a la Asociación de Dueños de Minibús de Azua (Asodema).