Negro Veras deplora la decadencia moral en República Dominicana

0
24

Santiago.- El doctor Ramón Antonio- Negro- Veras deploró la decadencia moral que exhibe la sociedad dominicana caracteriza por la cultura de la deshonestidad, indecencia, obscenidad y otras expresiones de inmoralidades.

En un artículo, titulado “La de aquí, una moral para la vida fácil”, Negro Veras reprocha la moral de la sociedad dominicana de hoy, de la que dice se ha hecho inservible, tomando en cuenta la forma de comportarse la generalidad de sus integrantes.

El abogado y analista político sostiene que “en el medio social dominicano, con la mayor naturalidad son aceptadas las acciones caracterizadas en la deshonestidad, indecencia, obscenidad, impudicia y otras expresiones de inmoralidades. Moralidad e inmoralidad van de la mano”.

Negro Veras lamenta que para la mayoría de los nuestros, da lo mismo compartir con el indecoroso, obsceno, indecente y pecaminoso, que con el honrado y acentúa que hay alianza estrecha entre el desaprensivo y el moral.

“Actuar desvergonzado, procaz, grosero y degradante, es igual que apegado a las buenas costumbres.

Ese que anda por esas calles de Dios, moviéndose hecho una porquería, goza de igual consideración que el ciudadano de justos modales”.

El abogado santiagués indica que hoy da lo mismo ser honesto que deshonesto, al tiempo que deplora haya total despreocupación, absoluta dejadez, para reclamar pulcritud en las actuaciones.

“Cada vez más se acepta tolerar lo ilícito, incorrecto y repugnante. Se voltea la cara para no ver lo injustificado en lo ético y moral. Estamos en una época en la que se santifican la procacidad y lo inmerecido”.

Honesto, deshonesto

El doctor Negro Veras llama la atención sobre una corriente cuyo accionar se interesa por hacer creer que son iguales o equivalentes a los que actúan apegados a las normas de buen vivir.

“Es normal en nuestro país, comprobar cómo el peor de los inmorales, busca semejanza con aquel ciudadano modelo de conducta pública y privada. Se ha hecho habitual en los vagabundos, homologarse con los buenos”.