PLD pide la renuncia del ministro Interior y Policia, Chú Vásquez Martínez

0
17

SANTO DOMINGO.-El bloque de senadores del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) exigió  la renuncia del ministro de Interior y Policía, Jesús Vásquez Martínez,  de quien dicen «tiró la toalla» desde hace meses al perder la batalla contra la violencia y la delincuencia que azota a República Dominicana.

Mientras que el vocero de los senadores de la Fuerza del Pueblo (FP), Dionis Sánchez, afirmó que el gobierno de Luis Abinader «se quemó» en la materia de la lucha contra los delincuentes.

«Él debe irse, no hace nada ahí, el ministro de Interior y Policía tiró la toalla desde hace mucho, perdió la batalla en la lucha contra la criminalidad», consideró Yván Lorenzo, vocero de los senadores peledeístas.

El senador opositor añadió que «con mentiras no se va a corregir la inseguridad ciudadana, yo pienso que el ministro de Interior y Policía, hace tiempo tiró la toalla, el presidente de la República tal vez por respeto político lo mantiene en el cargo, pero desafortunadamente en  República Dominicana ya es el sálvese quien pueda».

Consideró como muy peligroso que se quiera maquillar la realidad de inseguridad que vive la sociedad  y dijo que eso puede motivar que la gente salga a la calle desprevenido creyendo que ciertamente en el país existe un ambiente seguro, cuando en la práctica es todo lo contrario.

Lorenzo opinó que en estos momentos los dominicanos no pueden salir a las calles por los altos niveles de inseguridad y violencia que azotan al país.

«Yo pienso que le hace daño y es más pernicioso maquillar las estadísticas para que el pueblo se confunda y no tome las previsiones de lugar para salir, entonces es más peligroso, porque la gente puede pensar que son reales los datos que están ofreciendo las autoridades. El presidente Abinader está presentando al país un panorama falso de la realidad sobre los niveles de inseguridad que vive el país», sostuvo el también miembro del Comité Político del PLD.

Agregó que el ministro de Interior y Policía «prácticamente ha perdido la batalla en contra de la violencia que azota la calle”.