Senador Iván Silva renuncia de comisión que estudia proyecto de Ley de Extinción de Dominio

0
28

Santo Domingo.- El senador de La Romana, Iván Silva, anunció su renuncia de la comisión bicameral que estudia el proyecto de Ley de Extinción de Dominio, al considerar que las piezas que actualmente se debaten «atentan» contra los principios de una ley de esa naturaleza.

A través de una misiva remitida el presidente de la comisión, Pedro Catrain y al presidente del Senado, Eduardo Estrella, Silva agradeció la confianza deposita en su persona, pero indicó que no participará en un «entramado» para aprobar una ley que no va a acorde a lo que establece la Constitución y normativas internacionales.

«Mis responsabilidades asumidas me impiden trabajar en un proyecto de ley que, lejos de ser una reivindicación republicana, corre el enorme riesgo, con pocos remedios, de ser una frustración jurídica, democrática y atenta contra la convivencia», indica la misiva.

Entre las causas que puntualizo Silva, a través de una análisis de las piezas, encargado por él, están la carencia de la figura de la imprescriptibilidad, en cuanto a los bienes de actividad ilícita o enriquecimiento ilicíto y «sutilezas» que hay dentro del proyecto y que podrían chocan con la Constitución.

En ese sentido, el análisis sugiere agregar la retroactividad de la ley, al considerar que esta figura en la ley de Extinción de Dominio está previsto en la Constitución y avalado por sentencias y acuerdos internacionales firmados por el país.

Por otro lado, recomienda que la comisión solicite al Tribunal Constitucional una consulta previa del proyecto de ley para que especifiquen la viabilidad constitucional de la misma y su aplicación en territorio nacional y extraterritorial.

Por otro lado, en su renuncia Silva da a entender que se debe a la omisión de apartados dentro del proyecto que, a su juicio, «vendría a impulsar las realidad jurídicas estructurales y nefastas, que han hecho inefectivas la prevención y la represión contra la legitimación de capitales provenientes del delito».

Y, a modo de sugerencia, recomendó que el proyecto «debería estar desvinculado del Derecho Penal Civil, Administrativa, Tributario y de cualquier otro derecho».