Salud Pública recomienda disminuir la cantidad de empleados en oficinas y el teletrabajo

0
24

El Ministerio de Salud Pública emitió una serie de recomendaciones a ser aplicadas por la población y el sector empleador ante la nueva ola de contagios del Covid-19.

Estas sugerencias, contempladas en la Resolución  0002-22, se emiten de acuerdo al órgano de salud, ante la necesidad de la implementación de directrices que establezcan los requisitos necesarios para la reincorporación de la población afectada por Covid-19 a sus respectivas vida social y productiva.

Asimismo que esta reincorporación a la vida social y al entorno educativo o laboral, “debe estar condicionada a la confirmación de que han superado la enfermedad y que no representan riesgos de transmisión”.

El Ministerio de Salud recomienda reducir la cantidad de trabajadores presentes en el lugar de trabajo, y optar por el teletrabajo de ser necesario, con especial atención a las personas mayores de 60 años de edad o con comorbilidades clínicas diagnosticadas.

También favorecer la ventilación natural en los espacios laborales. Usar mascarilla de forma adecuada, protegiendo nariz, boca y ajustando bien su contorno a la cara.

Recomienda a los empleadores solicitar a sus trabajadores completar el esquema de vacunación con tres dosis para todas las personas mayores a 18 años y una dosis de refuerzo, “opcional” que podrá ser aplicada a partir de seis meses después de haber recibido la tercera.

Asimismo, fomentar el lavado frecuente de manos y el uso en espacios públicos de alcohol gel en las manos, además de evitar aglomeraciones de personas.

Salud Pública establece que cuando una persona obtenga un resultado positivo del Covid-19, sea asintomático o amerite tratamiento ambulatorio, deberá permanecer siete días calendario en aislamiento, sin necesidad de obtener una licencia médica.

Al terminar este período se reintegrará a sus labores cotidianas sin la necesidad de una prueba negativa.

La resolución también establece que aquellas personas que han estado expuestas a un caso positivo de covid-19, como una práctica de salud podrán realizarse la prueba cinco días después de haber tenido contacto con la persona infectada, aunque si presentan síntomas podrán realizarla antes de este tiempo.