Canciller y diplomático secuestrado en Haití se reúnen para hablar sobre lo sucedido

0
23

SANTO DOMINGO.- Luego de cuatro días de cautiverio en el pueblo haitiano, aparentemente secuestrado por la banda de los 400 Mawazo y liberado la madrugada del miércoles, el diplomático dominicano se reunió este viernes con el canciller de la República Roberto Álvarez, para hablar de lo sucedido.

El Ministerio de Relaciones Exteriores (Mirex), informó que durante el encuentro, ambos funcionarios conversaron sobre la situación que vivió en ese lamentable hecho.

La institución no ofreció más detalles sobre el encuentro, en el que también estuvo Faruk Miguel Castillo, embajador de la República Dominicana en Haití, el embajador dominicano en Puerto Príncipe, Faruk Miguel Castillo, el viceministro de Política Exterior Bilateral, José Julio Gómez; y el director de Gabinete del Mirex, Miguel Núñez-Herrera.

Guillén Tatis fue secuestrado el pasado viernes alrededor del mediodía en las inmediaciones de la comuna Croix-des-Bouquets, controlada por la banda 400 Mawozo.

El agregado comercial dominicano se dirigía vía terrestre, en una yipeta verde Toyota, al municipio dominicano fronterizo de Jimaní. Era acompañado de otra persona, liberada inmediatamente por la pandilla.

La República Dominicana dio la voz de alerta dos días después y solicitó a Haití comenzar una «inmediata investigación» para la liberación «sano y salvo» del consejero agrícola de la embajada dominicana.

Las informaciones de los medios es que la pandilla exigió 500,000 dólares para liberar a Guillén Tatis, pero se desconoce si se pagó por el rescate y no se informó sobre las condiciones de la liberación.

El agregado comercial fue liberado el pasado martes, según informó el canciller Álvarez en su Twitter sin ofrecer detalles. La familia del diplomático protestó porque no había recibido información sobre cómo estaba su pariente ni habían establecido una comunicación directa con él.

“En un secuestro, sufre el secuestrado, pero también la familia”, expresó Yohan Doñé, sobrino de Carlos Guillén Tatis y quien fue autorizado por la familia para hablar con los medios de comunicación.

Luego de la espera, Guillén Tatis retornó al país para reunirse con su familia. Su llegada se realizó en la mañana a través del Aeropuerto Internacional Joaquín Balaguer.