Video- Educación explica incidente con diputados en Despacho del ministro Ángel Hernández

0
36

Santo Domingo .- El Ministerio de Educación de la República Dominicana (Minerd) desmintió este martes que el ministro Ángel Hernández haya desconsiderado y echado de su oficina a varios diputados a los que la pasada semana recibió en su despacho.

El propio ministro aclaró que los hechos no sucedieron como fueron contados en el hemiciclo.

“Un diputado pidió una cita y se la di. Llegó con tres más y periodistas, camarógrafos, asistentes, etc. Dijo, lo cual me resultó extraño, que era una reunión de la Comisión de Educación, en mi oficina, sin previo aviso. Les pedí que no grabaran y el diputado en cuestión dijo que se iban, lo cual obvio acepté”, aclaró Hernández.

Desde el Minerd, el director de Comunicaciones, Rafael Alonso Rijo, explicó, a través de una nota de prensa, que la denuncia de la diputada de San Cristóbal por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Ydenia Doñé Tiburcio, no se corresponde con la verdad, ya que, como ella misma dijo en su comparecencia en el hemiciclo los legisladores salieron por su propia voluntad.

Alonso explicó que Ángel Hernández concedió recibir el pasado día 20 a un diputado que le solicitó una cita, y que éste se presentó con otros tres legisladores, tres funcionarios de la Cámara de Diputados y equipos de prensa, pese a lo cual fueron recibidos por el ministro en su despacho.

Observó que el ministro de Educación pidió que las cámaras no fueran usadas, a lo que uno de los diputados alegó que se trataba de la Comisión Especial de Educación, que el encuentro era una convocatoria de dicha comisión, que como diputados son el primer poder del Estado y que tienen su propio protocolo.

Ante el alegato, el ministro Hernández dijo que se trataba de una visita de cortesía y que el protocolo a seguir, sobre todo en su despacho, es el del Ministerio, a lo que los legisladores respondieron marchándose.

Alonso Rijo indicó que lo que se observa en el video del encuentro es una actitud de arrogancia y hasta de provocación por parte de los legisladores, tratando de irrespetar el protocolo y la autoridad del ministro Hernández, lo que entiende no cuenta con la aprobación del presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco.