Haitianos en República Dominicana tildan de loca vacunación contra el COVID-19

0
11

SANTO DOMINGO.-Haitianos en República Dominicana asisten en los últimos días y muchos de manera displicente a los centros de vacunación, ante la decisión de exigencia de tarjeta como requisito para poder asistir a lugares públicos, privados y utilizar medios de transporte.

El doctor Roberto Acosta, quien está a cargo del área de vacunación en Carrefour, explicó que en los últimos tres días nacionales haitianos han acudido a colocarse su primera dosis.

“Otros días no se veía eso, ellos han salido de los bateyes a buscar sus dosis de vacunas por las nuevas medidas”, dijo el galeno.

El haitiano Claude Paul manifestó que estaba indeciso de inocularse, pero por exigencia de su trabajo “no quedó de otra”. Sostiene que el Gobierno dominicano no sabe lo que hace y se muestra en desacuerdo con esta decisión.

Paul reconoció que quizás puede ser una salida al COVID-19.

Por otro lado, el señor Josse Duperón considera “loca” la obligatoriedad de la vacuna, aunque entiende debe someterse a los lineamientos establecidos por las autoridades del país.

Este sábado cientos de personas han asistido de manera masiva a los diferentes puntos de vacunación, a solo horas de que entre en vigencia la nueva medida contenida en la resolución 000048.

La medida anunciada por Salud Pública ha causado posiciones a favor y en contra. Muchos entienden Gobierno tomó una decisión apresurada.

Este lunes las personas mayores de 12 años deberán presentar un documento de identidad y su tarjeta de vacunación con por lo menos dos dosis de la vacuna contra el Covid-19, ambos en original y en copia legible (física o digital) a la autoridad pública o privada correspondiente, para asistir de manera presencial a lugares de trabajo con espacios cerrados y de uso colectivo.

Lo mismo para ingresar bares, discotecas, colmados, restaurantes, clubes, centros comerciales, casinos, tiendas u otros centros de diversión.

El ministro de Salud, Daniel Rivera aclaró que también se aceptará en esos lugares a personas con una sola dosis si no han pasado 30 días de la inoculación.