LISBOA (AP).-El Dinamo de Kiev finalmente fue eliminado el martes sin avanzar a la fase de grupos de la Liga de Campeones, al no superar su ultimo escollo, el Benfica, que lo derrotó en la última ronda clasificatoria con un abultado marcador global.

El conjunto de Portugal ganó 3-0 el partido de vuelta en Lisboa con goles del argentino Nicolás Otamendi, Rafa Silva y el brasileño David Neres después de imponerse 2-0 en el encuentro de ida la semana pasada en Lódz, Polonia.

Dinamo es un club con historia en el fútbol europeo pero no había visto acción en lo que va del año en su liga tras la invasión de Rusia a Ucrania.

Los partidos clasificatorios de la Liga de Campeones son los únicos que Dinamo ha disputado. Había vencido al Fenerbahce de Turquía y al Sturm de Graz para avanzar a la ronda final.

La liga ucraniana de fútbol comenzó su nueva temporada el martes: el Shakhtar de Donetsk y el Metalist 1925 empataron 0-0 en el Estadio Olímpico de Kiev, con capacidad de 65.000 personas, en un partido en el que sin embargo no se permitió la presencia de espectadores debido a la guerra.

Dinamo jugará el domingo su primer encuentro de liga.

El fútbol ucraniano estará representado en el sorteo del jueves para la etapa de grupos en Estambul con el Shakhtar, que obtuvo su pase como líder de la liga ucraniana que se paralizó la campaña pasada a causa del conflicto con Rusia.

Dinamo verá acción en la fase de grupos de la Europa League.

Por su parte, Benfica —campeón europeo en 1961 y 1962— participará en el sorteo del jueves con Maccabi de Haifa (Israel) y Viktoria de Pilsen (República Checa), que también se clasificaron el martes.

Maccabi empató 2-2 con el Estrella Roja de Belgrado y terminó con marcador global a su favor de 5-4 para conseguir su regreso a la Liga de Campeones por primera vez desde 2009-2010. Maccabi se benefició de un autogol a los 90 minutos por parte de Milan Pavkov, quien metió el balón en su propia valla al desviar un tiro libre.

En aquella campaña, Maccabi perdió sus seis encuentros y no anotó gol alguno.

Maccabi se sobrepuso a un 2-0 adverso tras los primeros 43 minutos de la vuelta ante los monarcas europeos de 1991. Daniel Sundgren puso en marcha la reacción en los descuentos de la primera mitad con un tanto.

El equipo checo de la ciudad de Pilsen, último en la etapa de grupos en 2019, también vino de atrás para derrotar 2-1 al Qarabag de Azerbaiyán y ganarle por ese mismo marcador global.